ROMPE CONMEBOL INCERTIDUMBRE DE LA COPA AMERICA CON DIFICIL DECISION

Buenos Aires, Arg., 30 Jun (Notimex).- La Conmebol despejó hoy las
dudas sobre el futuro de la Copa América y ratificó aquí a Colombia la sede del certamen, aunque decidió aplazarlo para el año próximo, lo que generó un sabor agridulce entre los colombianos.

En una difícil decisión, que enfrentó a la dupla de colosos del sur, Brasil-Argentina, contra las naciones andinas, la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) desechó la opción de trasladar el torneo al territorio brasileño y determinó apoyar a Colombia.

El organismo deportivo había retirado la sede a Colombia el pasado miércoles por el secuestro del dirigente deportivo Hernán Mejía, cuya liberación el jueves facilitó las gestiones de ese país para recuperar el derecho de organizar el certamen.

Los colombianos reaccionaron con satisfacción por haber conseguido retener la Copa América, pero al mismo tiempo expresaron cierta frustración por el aplazamiento hasta el año próximo, cuando tenían todo listo para iniciar la fiesta deportiva el 11 de julio.

La crónica deportiva colombiana calificó el dictamen de la Conmebol como una "salida agridulce, pero a la vez salomónica", ya que se mantendrán vivas las esperanzas de efectuar el evento en ese país y mejorar su imagen internacional.

El evento deportivo estaba previsto a realizarse del 11 al 29 de julio próximo en siete ciudades colombianas, para lo que las autoridades invirtieron tiempo y millonarios recursos en la remodelación de los estadios y centros turísticos.

La noche del miércoles, la Conmebol había determinado quitar a Colombia la Copa América 2001 por el secuestro de Mejía, ocurrido el lunes pasado, que se unió a los atentados terroristas registrados en mayo anterior en Cali, Medellín y Bogotá, ciudades sedes del torneo.

El jueves, Brasil lanzó su candidatura para realizar la Copa América 2001, pero ese mismo día fue liberado Mejía, integrante del Comité Organizador del torneo y quien permaneció tres días secuestrado por la guerrilla colombiana.

De los 10 países que conforman la Conmebol, cinco se habían manifestado la víspera a favor de Colombia y un número igual pugnaba por trasladar la sede de la Copa América 2001 a Brasil, donde incluso algunos gobiernos locales habían comenzado a realizar preparativos.

En respaldo a Colombia se pronunciaron el viernes las federaciones de futbol de Chile, Ecuador, Bolivia y Venezuela, mientras que Brasil contaba con el apoyo de Argentina, Uruguay, Perú y Paraguay, lo que equivalía a un empate.

De acuerdo con fuentes de la Conmebol, el presidente de ese organismo, Nicolás Leoz, rompió el "empate técnico" al proponer la fórmula que al final fue adoptada por un frágil consenso entre los representantes de las 10 federaciones agremiadas.

Leoz señaló al dar a conocer la decisión en Buenos Aires que "se ha llegado a la resolución, primero, de postergar la realización de la Copa América en Colombia, y ratificar a Colombia como sede de la Copa América. La Copa América se jugará el próximo año en Colombia".

El jerarca deportivo dijo ante decenas de reporteros que la nueva fecha de la Copa América se adoptará de común acuerdo entre la Conmebol, la Federación Colombiana de Futbol y los patrocinadores del torneo continental.

Dirigentes de la Conmebol indicaron, sin embargo, que el acuerdo, en principio, fue aplazar la Copa América durante seis meses, por lo que el torneo deberá realizarse en Colombia en enero de 2002 ya que estaba programado para julio de este año.

El máximo dirigente del futbol sudamericano, de nacionalidad paraguaya, advirtió asimismo que Colombia, país que vive desde hace casi 40 años un cuento conflicto armado interno, deberá dar garantías en materia de seguridad para preservar la sede del torneo.

"Queremos que no se produzcan hechos que puedan lastimar o lesionar una Copa América que está ratificada para Colombia y que se ha pospuesto momentáneamente, nada más", agregó el presidente de la Conmebol, quien hizo votos porque ese país pueda alcanzar la paz.

El presidente de la Federación Colombiana de Futbol (FCF), Alvaro Fina, dijo sentirse muy complacido por la decisión de la Conmebol, y aseguró que "Colombia sacó la Copa América del hueco" luego que la tenían perdida.

"Quiero agradecer a todos los miembros de la Confederación Sudamericana de Futbol (Conmebol) que encabeza el presidente Leoz, estamos muy felices, porque teníamos prácticamente una Copa perdida", sostuvo Fina.

"Los colombianos no se van a quedar sin la Copa América, tenemos que seguir luchando, luchando contra el terrorismo, el secuestro y la violencia y me siento orgulloso porque el futbol no le dio pasaporte al terrorismo y la violencia", señaló Fina.

Respecto a la fecha para el certamen regional, Fina adelantó que "debemos hacer algunas reuniones con el "sponsor" (patrocinador) y la
Conmebol para definir a partir de qué día se jugará la Copa América"
y dijo incluso que podría celebrarse en noviembre o diciembre.

El vicepresidente de la Asociación Paraguaya de Futbol (APF), Antonio Colmán, manifestó por su parte en Asunción que la decisión de la Conmebol fue "razonable y ajustada a los intereses en juego" en el certamen a nivel de selecciones más antiguo del mundo.

"No esperaba otra decisión de la Conmebol, donde siempre todas las resoluciones se toman por mayoría y se debaten los temas en un clima de mucha solidaridad y fraternidad", dijo el directivo paraguayo tras conocer la resolución adoptada por la Conmebol.

Dirigentes deportivos de Chile y Argentina manifestaron por su parte estar conformes con la postergación hasta 2002 de la Copa América que debía llevarse a cabo el mes entrante Colombia.

El presidente de la Asociación de Futbol Argentino (AFA), Julio Grondona, dijo a periodistas que el aplazamiento de la Copa América en Colombia hasta el 2002 era la decisión "más lógica" que podían adoptar las 10 federaciones sudamericanas de ese deporte.

"Ahora lo que hace falta es que se componga de la mejor manera el problema (de inseguridad) que puede haber tenido Colombia", sostuvo Grondona.

El chileno Ricardo Abumohor, uno de los miembros del Comité Ejecutivo de la Conmebol, aseveró a su vez que el aplazamiento de la Copa América en Colombia fue un "tema difícil y complicado porque las distintas posiciones tenían razón".

"En esta oportunidad no sólo había que pensar con el corazón respecto de lo que podía llegar a esperar el pueblo colombiano, sino que también había que ponerle razón", puntualizó el dirigente.

A juicio de Abumohor, "con cualquier otra solución distinta a la adoptada se corría el riesgo de que se produjera un quiebre, lo cual no es positivo, por eso se actuó con sensatez".



 
 
 
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano