ANALISIS DE LOS CUARTOS DE FINAL

Por: Alejandro Mayorga

Ya están los semifinalistas que pelearan por dos plazas para disputar la gran final del torneo Apertura 2002, y los cuartos de final nos arrojaron tres situaciones lógicas, una "sorpresa" y dos confirmaciones.

La lógica imperó en la clasificación de Toluca, Morelia y Pumas, que fueron mejor en los 180 minutos de esta ronda y que durante 19 fechas jugaron mejor que sus rivales en cuartos de final.

La "sorpresa", si merece este término la eliminación del América, la propició el Santos, que dejó fuera al líder general y actual campeón en su propia casa y ante su propia afición. Sorpresa es un decir porque los Guerreros nunca se achicaron ante el superlíder y su plantel es tan completo como el de las Aguilas, además que está dirigido por un hombre que tiene tanta experiencia en liguillas como Manuel Lapuente, aunque no tenga la misma cantidad de títulos.

Volvió a confirmarse que terminar en el primer lugar de la tabla general en el torneo regular no sirve para nada. De nueva cuenta, y como ha sucedido innumerables ocasiones, el ocho le pegó al uno. América padeció el síndrome que sufrió La Piedad el torneo anterior, el que ha sufrido muchas veces Cruz Azul, el propio Toluca, el Necaxa de Saporitti, el Tecos de Miloc a principios de los ochenta y muchos, muchos más.

Ser líder general sólo trae el beneficio de que en caso de llegar a la final, el partido grande se jugará en el estadio de éste. Pero muchas veces es un espejismo y esto se comprobó ahora, ya que el América no estuvo ni cerca del nivel mostrado por Morelia o Pumas, conjuntos que terminaron tres y cuatro respectivamente en la tabla.

Quizás, la presión es inmensa ya que los jugadores saben que el ser líder general de inmeditao los cataloga como favoritos para adjudicarse el título y que un resultado que no sea el campeonato, la mayoría de las veces es considerado fracaso.

En cambio, calificar en sexto, séptimo u octavo, como alguna ocasión ya lo hizo el Necaxa, el América del torneo anterior y ahora Santos, mentalmente ayuda a los jugadores ya que ellos mismos saben que no son favoritos y que lo que vayan ganando es bueno. Por lo general, esa forma de pensar hace que los equipos lleguen hasta el último tramo.

La segunda confirmación es algo que se ha vuelto común en los últimos diez años: el crecimiento como equipo y como institución de Santos Laguna. Otra vez, los Guerreros están en semifinales.

El conjunto lagunero ya es un cuadro grande de nuestro balompié en base a un equipo de éxitos, de constancia y de una directiva que sabe y conoce de futbol.

Desde que dirigía al equipo el chileno Pedro García, el Santos ha sido protagonista de los torneos. En casi una década, muy pocas veces se han quedado fuera de la liguilla y es un hecho que siempre son animadores en esta fase. Podrán ganar o perder, pero su entrega siempre está ahí.

Llegó Alfredo Tena y los hizo campeones por primera vez, luego fue la etapa de Juan de Dios Castillo y estuvieron en semifinales. Lo sucedió en el cargo Quirarte y el tapatío los llevó a un subcampeonato y a su segundo título de su historia.

Terminó el ciclo Quirarte, llegó Sergio Bueno y cuando las cosas estuvieron mal todo mundo penso que era el final de Santos. Cesaron a Bueno, llegó el otro Tena, Luis Fernando, y en cuestión de meses otra vez los Guerreros están arriba buscando con todo su tercer campeonato de liga. Sin duda, Santos es el rey del norte y un cuadro con toda justicia dentro de los más importantes de nuestro país.

El arbitraje no estuvo tan mal, afortunadamente algunas decisiones equivocadas no influyeron en el resultado del partido. Por poco, la pifia de Marrufo en el América vs Santos le da a las Aguilas el regalo acostumbrado en este tipo de partidos pero por el bien del futbol los de Coapa no pudieron anotar otro gol ya que el penal permitió que el América descontara el déficit de dos goles y que necesitara sólo uno para avanzar.

Quizás el problema de los silbantes fue que no tuvieron el mismo criterio para mostrar las tarjetas. Unos las abarataron y otros las despacharon por alguna situación que no lo ameritaba, provocando como siempre descontrol en los jugadores. Sin embargo, creemos que los arbitros pasaron la prueba y ojalá se mejore más en la siguiente fase.

TOLUCA 4 GUADALAJARA 2 (MARCADOR GLOBAL)

Chivas tuvo sus cinco minutos de fortuna al final del partido de ida que le permitió encontrarse de la nada con dos goles inmerecidos, pero que les dio la oportunidad de soñar con una campanada de mayúsculas proporciones.

El 2-1 a favor registrado en el Estadio Jalisco no fue reflejo de lo sucedido en la cancha. Toluca fue mejor desde el principio hasta el minuto 85, momento en que cayó el gol del empate. Luego vino la desconcentración y la fortuna de que el disparo de Emilio Mora se desviara en un zaguero rojo para la ventaja.

El partido de regreso fue la tónica de todos los juegos de local del Toluca. Los Diablos encima de su rival desde el inicio, presionando por todos los sectores del terreno para ahogarlos y liquidarlos desde el primer tiempo.

Sin embargo, nunca se imaginaron que la actuación heróica de la zaga rojiblanca y de Oswaldo Sánchez los maniatara ya entrado el segundo tiempo. Bastó que cayera el primero, por cierto un golazo de Salvador Carmona, para que Chivas tuviera que ir al frente porque el empate lo dejaba fuera y que poco a poco fuera dejando espacios que aprovechó a la perfección el Toluca.

El 3-0 final del juego de vuelta es reflejo simple y sencillamente de lo acontecido durante la temporada. Un conjunto con muchas variables frente a una escuadra limitada con pocos recursos de reacción.

Sin embargo, Guadalajara peleó con sus bases, con sus posibilidades y no se puede decir que fue una decepción la eliminación en cuartos de final. Llegaron más lejos de lo que ellos mismos esperaban y si el proyecto de Jorge Vergara se capitaliza tal y como se ha planteado en papel, entonces podemos ver el resurgimiento del Rebaño Sagrado en poco tiempo.

Toluca por su parte, va viento en popa para disputar la final, el problema es que la directiva ya se metió en un lío con la renuncia de Wilson Graneolatti como técnico, debido a que se quiere traer de regreso a Lavolpe para que dirija lo que resta de la liguilla. Es una situación compleja que si no se resuleve rápido podría desmembrar la armonía dentro del grupó de jugadores.

Por cierto, José Saturnino Cardozo llegó a 13 partidos consecutivos marcando por lo menos un gol y a un total de 30 anotaciones en lo que va del campeonato y está muy cerca de romper el record mundial de más goles en un año en campeonato de liga que acaba de implantar hace algunos días el boliviano Joaquín Botero.

M. MORELIA 7 U.A DE GUDALAJARA 2 (MARCADOR GLOBAL)

La difrencia abismal en el marcador global es indicativo de lo que es Morelia y lo que es Tecos. Monarcas un equipo con experiencia, que sabe como jugar estas etapas y cuando meter el acelerador y cuando meter el freno.

Tecos por su parte, también fue otro conjunto que llegó más lejos de lo que se esperaba y mostró la actitud como si ya hubieran estado conformes por lo realizado en el torneo regular. Aunque pelearon toda la serie el equipo como conjunto fue inferior a los Monarcas, y sus individualidades no pesaron como se pensaba.

El conjunto de Romano liquidó desde la ida esta serie. En Zapopan, Morelia se paró mejor, aprovechó al máximo sus momentos y consigió un resultado definitivo cuando aun faltaban 90 minutos por jugarse.

A Julio César Uribe le falló la estrategia ya que fue tanto su deseo de sacar la victoria en su casa, que descuidó la media cancha y su parte baja y recibió tres goles que enterraron las aspiraciones de su escuadra.

El juego en el Estadio Morelos fue prácticamente de trámite y demostró que Morelia está para cosas grandes en la liguilla. Cuatro goles sirvieron como mensaje a cualquier equipo que prtenda sacar algo más del feudo moreliano, inexpugnable durante todo este Apertura 2002.

UNIVERSIDAD 3 CRUZ AZUL 2 (MARCADOR GLOBAL)

La Máquina perdió la eliminatoria desde el juego de ida, ya que fue incapaz de abrir a la bien establecida defensiva universitaria y el resultado fue un espantoso empate sin goles que decepcionó a todos los aficionados presentes.

Pumas hizo su juego y se benefició de que muchos de los jugadores celestes actuaran al revés de las circunstancias cuando se requería la lógica. En ocasiones, cuando había que mandar un centro se dispraba al arco o viceversa. Cuando había que tocar de primera se exageraba en la conducción y así muchas situaciones que hicieron ver al Cruz Azul como un equipo de novatos.

Si sumamos la nula capacidad de reacción y la poca "sangre caliente" de los jugadores para este tipo de partidos, entonces el resultado era previsible.

Con la necesidad de ganar para seguir vivos, Cruz Azul se plantó en C.U. sin muchos cambios de actitud con respecto al juego de ida. Decisiones raras de José Luis Trejo, como dejar en la banca a Abreu y a Cacho cuando se necesitan anotaciones indican la inseguridad del tpecnico y por ende de sus pupilos.

Aunado a los errores personales dentro del partido, que costaron dos goles, Cruz Azul ya no tuvo armas ni argumentos para remontar el tanteador. Pumas no hizo nada extraordinario, simplemente defendió su estilo de juego, lo aplicó a la perfección y capitalizó las fallas del rival.

Tuvo en el uruguayo Alvaro González a su figura principal pero en sí, a pesar de las ausencias como Leandro, Rangel y "Parejita" López, la escuadra universitaria se vio muy sólida y en 180 minutos reflejó el porqué fue mejor que los cementeros en toda la campaña.

Quizás, el segundo tiempo de Cruz Azul en el juego de vuelta fue el mejor momento para ellos en toda la serie. Se acercaron en la pizarra y a punto estuvieron de empatar. Todavía, tuvieron la ventaja numérica gracias a la expulsión de Trujillo, pero el autogol de Melvin Brown terminó el sueño celeste.

La Universidad demostró de nueva cuenta que hay que tomarlos en serio para un posible título mientras que la Máquina volvió a su irregularidad acostumbrada de hace muchos años y volvió a pasar sin pena ni gloria una liguilla.

AMERICA 4 SANTOS 5 (MARCADOR GLOBAL)

Sin duda la serie más pareja y que demostró que Santos dejó de ser un "equipo chico" desde hace muchos años. La manera en que el equipo lagunero propuso el partido en cancha del superlíder es digno de un conjunto con aspiraciones y calidad campeoniles.

El partido de ida fue el más emocionante de todos los cuartos de final. Un juego de alternativas que tuvo un primer tiempo flojo pero una parte complementaria de excelente nivel.

Santos tuvo la capacidad y serenidad para reponerse de un gol en contra y ponerse arriba en el marcador, aunque al final, las Aguilas hicieron valer sus grandes individualidades y empataron el partido. Hugo Castillo fue sin duda el jugador del encuentro ya que estuvo involucrado en los tres goles de su equipo.

14 años no espantaron a los Guerreros para dar la campanada de la serie. Con la necesidad de ganar, Luis Fernando Tena mandó a la carga a sus jugadores desde el principio y esto tuvo dividendos.

Cierto que el América perdonó muchas veces a su rival y que si hubiera anotado primero un gol, seguramente el desenlace hubiera sido otro. Pero la realidad fue que los Guerreros marcaron primero (por conducto de Borgetti que regresó después de su suespensión), tuvieron la fortuna de emcontrarse con el segundo cuando América acechaba su puerta y luego tuvieron la calma para aguantar el marcador, nunca sin dejar de pensar en la meta de Adolfo Ríos.

Sólamente Manuel Lapuente sabe porqué no incluyó desde el incio a Marcelo Lipatín y quizó sorprender con la entrada de Moctezuma Serratos, que dada su nula actividad durante la temporada, no estuvo enchufado como lo hubiera podido estar el uruguayo que siempre le trae buenos resultados a Lapuente cuando lo pone a jugar.

Serratos falló una opción que pudo cambiar el destino del partido y que ahora, después de la eliminación, se convirtió en factor decisivo para que América dejara su corona en su propia casa.

Además, hay que resaltar que para variar las Aguilas tuvieron la siempre ayudadita del cuerpo arbitral, ese pequeño empujón que históricamente siempre ha favorecido al América cuando las cosas no van bien.

Antonio Marrufo no marcó un penal claro a favor de Santos por una mano de Davino y en una jugada idéntica si marcó falta por una mano del paraguayo Denis Caniza. A pesar de esta injusticia, Santos no se achicó y demostró que a pesar de ser el octavo en la tabla general, tiene todo para buscar su tercer corona y que si ya eliminó al América, lo puede hacer con Toluca o con quien se ponga enfrente.









 
   
 

© 1995 - 2005 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Holandés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Portugués Futbol Mexicano