ROB RENSENBRINK

As铆 c贸mo Lucien Laurent es recordado como el jugador que anot贸 el primer gol en la historia de los mundiales, Rob Rensenbrink ya esta en la inmortalidad del futbol por haber sido el anotador del tanto n煤mero mil en Copas del Mundo.

Solamente que la carrera futbol铆stica del franc茅s fue ef铆mera a comparaci贸n de la del holand茅s, nacido el 2 de julio de 1947 en Amsterdam, capital del Reino de Holanda, qui茅n a lo largo de 18 anos despleg贸 su talento y calidad, por las canchas de la regi贸n de los Paises Bajos.

A finales de los a帽os sesenta, cuando el balompi茅 en Holanda comenzaba la revoluci贸n m谩s importante en cuesti贸n estrat茅gica de final de siglo, surgieron varios j贸venes que pronto escribir铆an su nombre con letras doradas en el futbol mundial.

Dentro de esta generaci贸n, que inclu铆a nombres como Cruyff, Krol, Haan,Van Hanegem, Hulshoff entre otros, apareci贸 un joven espigado y delgado, callado y trabajador que rapidamente llam贸 la atenci贸n de buscadores de talento en Holanda y Bélgica.

Fue en el pa铆s vecino d贸nde Robbie firm贸 su primer contrato profesional a la edad de 22 a帽os con el cuadro de Brujas. Durante su estancia de tres temporadas comenz贸 el desfile de triunfos y trofeos en la carrera de Rensenbrink.

En 1970 conquist贸 la Copa de Belgica y su regate diab贸lico y poderoso disparo de zurda empezaron a acaparar las p谩ginas de los diarios europeos. Ademas su parecido f铆sico con el ya estrella Johann Cruyff lo convirtieron de inmediato en figura popular.

En 1972, la naci贸n belga se sacudi贸 con el traspaso del tulip谩n al mejor equipo de aquel entonces: el Anderlecht que bajo la batuta de Raymond Goethals hab铆a empezado a convertirse en una m谩quina de hacer futbol.

De inmediato Rensenbrink se convirti贸 en conductor y eje central del cuadro p煤rpura y junto a figuras de la talla de Ludo Coeck, Frankie Vercauteren y Leo Van der Elst los 茅xitos en la Liga y en la Copa llegaron a raudales.

Entre 1973 y 1976 el "Parque Astrid" vivi贸 con euforia cuatro Copas y dos Ligas, pero los triunfos a nivel continental tardaron en aparecer.

Entre este periodo se atraves贸 el mundial de Alemania en donde Holanda y Rensenbrink hicieron historia.

En 1974 los sistemas defensivos e inexpugnables cedieron su paso al Futbol Total desplegado por la Naranja Mec谩nica de Rinus Michels.

Con un funcionamiento donde no habia posiciones fijas y en donde la rotaci贸n constante de sus jugadores cansaba hasta las zagas mas s贸lidas, los ojos del mundo voltearon hacia Holanda y se deleitaron con un futbol creativo, ofensivo y contundente.

La pareja que form贸 con su "gemelo" Johnny Rep en el ataque naranja era la de mayor velocidad en el evento.

Las corridas por la banda y el centro a media altura a Cruyff fue una imagen que se repiti贸 una y otra vez en los campos germanos.

A pesar de que Holanda perdi贸 la final contra Alemania, su aportaci贸n al juego fue aplaudida por todos y su participaci贸n fue considerada como todo un 茅xito.

Aunque Rob s贸lo marc贸 un gol en el certamen, contra Alemania Oriental en la segunda fase, su contribuci贸n al equipo fue sobresaliente. A partir de aqu铆 su despegue fue definitivo.

En 1976, 1977 y 1978, el Anderlecht de la mano de Robbie y de su compatriota Arie Haan, particip贸 en tres finales de la Recopa, conquistando el trofeo en dos de ellas y Rensenbrink contribuyendo a la causa con cuatro goles en total.

Ante la renuncia de Cruyff para participar en la Copa del Mundo de 1978, el "Von Karajan del Anderlecht" tom贸 la estafeta del conjunto naranja en el ataque holand茅s.

Sin duda Rensenbrink tiene muchos recuerdos, unos buenos y otro amargo de este mundial.

Los buenos: En el partido contra Escocia, 煤ltimo de los naranjas en la primera fase, consigui贸 el gol n煤mero mil de los mundiales al cobrar un tiro penal que en ese momento pon铆a en ventaja a su escuadra(al final Holanda perdi贸 ese juego 3-2).

Adem谩s fue subcampe贸n de goleo en el mundial con cinco anotaciones, s贸lo por debajo de Mario Kempes qui茅n con seis tantos se alz贸 con el t铆tulo.

Los amargos: En el final m谩s dram谩tico que se ha visto en la historia de los mundiales, Rensenbrink estrell贸 el bal贸n en el poste de la meta defendida por Fillol a un minuto de que terminara el tiempo regular de la Final del Campeonato Mundial de 1978.

El Estadio de River Plate vivi贸 un silencio sepulcral en esos instantes ya que esa acci贸n pudo haber cambiado la historia del futbol, pero esos treinta centimetros que separaron a Holanda de la gloria le dieron al pueblo argentino la felicidad total.

En tiempo extra los sudamericanos vencieron por tres goles a uno a los tulipanes, quienes se conformaron con otro subcampeonato.

Despu茅s de esta pesadilla, Rensenbrink cerr贸 su ciclo en el cuadro belga y se enrol贸 con el Toulouse de Francia para proseguir su carrera hasta principios de los ochenta.

Con m谩s de cincuenta juegos con la selecci贸n de su pa铆s, Rob fue llamado de urgencia para vestir nuevamente la camiseta naranja ante la eminente eliminacion de Holanda del mundial de 1982 pero su aporte no fue suficiente para evitar la debacle.

Holanda perdi贸 con Francia en el Parque de los Príncipes 2-0, qued贸 eliminada del torneo mundial y con ello se despidi贸 una de las generaciones futbol铆sticas m谩s importantes de este siglo, de la cual Rob Rensenbrink fue miembro por casi una d茅cada, y cuya aportaci贸n al deporte de las patadas fue inigualable.

 
   
 

© 1995 - 2005 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alem谩n Futbol M茅xico 1era. A Futbol Holandés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Portugués Futbol Mexicano
22.4.2008
 
México
 
 
Torneos de Liga
 
Torneos de Clubes
 
 
Torneos de Selecciones
 
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2006
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat