LADISLAO MAZURKIEWICZ

Uno de los paŪses m√°s peque√Īos del continente americano es la Rep√ļblica Oriental de Uruguay. Su extensi√≥n territorial y su cantidad de habitantes es diminuta si lo comparamos con "gigantes" de la talla de Brasil, Argentina, Estados Unidos, M√©xico e incluso otras naciones del Cono Sur.

Sin embargo, su grandeza radica en la calidad de su gente, su historia y principalmente en lo que ha aportado al futbol por m√°s de 100 a√Īos.

Una nación de tan sólo 3 millones de habitantes le ha dado al balompié mundial una riqueza envidiable en jugadores de talla mundial, entrenadores de más alto nivel, un amor a la camiseta incuestionable y equipos que han hecho historia en todas las competiciones de nuestro planeta.

Hablar de futbolistas legendarios de Uruguay es remontarnos desde la década de los veinte en el siglo XX hasta la actualidad. Desde José Nasazzi (campeón olímpico en 1924 y 1928 y campeón del mundo en 1930) hasta Alvaro Recoba, Nicolás Olivera o Paolo Montero, pasando por inmortales como Héctor Scarone, Pedro Cea, Obdulio Varela, Roque Máspoli, Alcides Ghiggia, Juan Hohberg, Pedro Virgilio Rocha, Luis Cubilla, Horacio Troche, Víctor Espárrago, Fernando Morena, Enzo Francéscoli, Rubén Sosa, Hugo De Léon y muchos, muchos más.


Mazurkiewicz con su inconfundible vestimenta negra

Pero hubo un jugador que marc√≥ toda una √©poca en Uruguay. Tierra de recios zagueros, talentosos mediocampistas y contundentes delanteros, la naci√≥n charr√ļa no es ajena a los grandes porteros.

Ladislao Mazurkiewicz es considerado uno de los mejores guardametas en la historia, tanto en América como en el mundo entero, quizás el más grande de Uruguay y uno de los más sobresalientes en los mundiales de futbol.

Nacido un 14 de febrero de 1945 en Piriápolis, poblado que se encuentra entre Montevideo y Punta del Este, Mazurkiewicz tuvo desde su infancia la predilección por los deportes. El baloncesto era el que más le apasionaba pero al mismo tiempo que lo practicaba empezó a involucrarse en el futbol.

A principios de la d√©cada de los sesenta, Mazurkiewicz pertenec√≠a al Racing Club de Montevideo en donde empez√≥ a destacar por la agilidad y seguridad que mostrba bajo los tres palos. Con este peque√Īo club logr√≥ el campeonato de la 4a Divisi√≥n en 1962 y su figura comenz√≥ a ser noticia en el √°mbito futbol√≠stico.

En 1964, volvi√≥ a salir campe√≥n, ahora en el Campeonato Sudamericano Juvenil celebrado en la ciudad de Bogot√° en Colombia. Tan destacadas actuaciones empezaron a captar la atenci√≥n de los directivos de uno de los clubes m√°s grandes de Am√©rica del Sur, el Pe√Īarol de Montevideo.

Los "Carboneros" pasaban por una gran época ya que habían logrado su primer quinquenio en el futbol profesional uruguayo (ganaron cinco ligas consecutivas de 1958 a 1962), tenían en su haber 2 Copas Libertadores (1960 y 1961) y 1 Copa Intercontinental (1961).

El portero titular de este gran equipo era Luis Maidana, quien ya llevaba varios a√Īos en la instituci√≥n y pronto necesitar√≠a un suplente. Pe√Īarol pag√≥ 500 mil pesos a Racing y se llev√≥ a sus filas a Ladislao Mazurkiewicz cuando ten√≠a tan s√≥lo 19 a√Īos de edad.

Sus primeros meses con los aurinegros fueron de aprendizaje esperando una oportunidad con la cual pudiera mostrar sus cualidades en una división más competitiva.

Lleg√≥ el hist√≥rico 1 de abril de 1965, d√≠a del partido de desempate en las semifinales de la Copa Libertadores de 1965 ante el Santos de Brasil, donde actuaba Pel√©. Despu√©s del partido de vuelta jugado en el Centenario, el cual gan√≥ Pe√Īarol 3-2 y oblig√≥ a un tercer partido, Maidana fue separado del plantel por un problema disciplinario. El t√©cnico no tuvo m√°s remedio que alinear al n√≥vel Mazurkiewicz para el descisivo encuentro.

La actuaci√≥n de Ladislao fue sensacional en la cancha del Monumental de N√ļ√Īez (sede neutral para el juego de desempate) y Pe√Īarol venci√≥ al Santos 2-1 con lo cual lleg√≥ a otra final de la Copa Libertadores. Esa noche comenz√≥ la leyenda de Ladislao Mazurkiewicz.

Mazurkiewicz con el Pe√Īarol en la final de la Copa Libertadores

"Mazurka", como lo conoc√≠an sus amigos, nunca m√°s perdi√≥ la titularidad del club aurinegro. D√≠as despu√©s de la haza√Īa ante Santos le toc√≥ vivir su primer fracaso con el Pe√Īarol ya que fueron derrotados en tres partidos por el Independiente de Avellaneda en la final de la Copa Libertadores.

Sin embargo, ese descalabro no min√≥ en la grandeza del equipo carbonero ya que un a√Īo desp√ļes, y con Ladislao en gran forma se proclamaron nuevamente campeones del torneo continental de Am√©rica del Sur. "El mejor equipo de Am√©rica" confirm√≥ su nombre meses despu√©s cuando ganaron la Copa Intercontinental al Real Madrid, para convertirse as√≠ en el "Mejor equipo del Mundo".


Mazurkiewicz despeja un bal√≥n jugando para el Pe√Īarol
Prodigiosos reflejos , su seguridad bajo el marco , el extraordinario oportunismo en salidas y despejes, llevaron rápidamente a Mazurkiewicz a la titularidad bajo el marco de la Selección de Uruguay que se preparaba para participar en la Copa del Mundo de Inglaterra 66.

Su presentaci√≥n en la justa mundialista no pudo ser mejor. El 11 de julio, en el sagrado c√©sped de Wembley, los charr√ļas le hicieron los honores al Equipo de la Rosa en el partido inaugural del mundial y Mazurkiewicz baj√≥ la cortina por lo que mantuvo el cero todo el partido.

La Copa del Mundo fue buena para Uruguay a pesar de ser objeto de uno de los mayores robos de la historia. Al notar el Comité Organizador y la FIFA, que las naciones americanas, específicamente Argentina y Uruguay por su buen estilo de juego y calidad, eran un serio peligro para sus aspiraciones de que el Trofeo Jules Rimet se quedara en Europa, decidieron programar alevosamente árbitros de las naciones en cuestión para echarlos del torneo.

Así, un silbante inglés dirigió el Alemania vs Uruguay, y un árbitro alemán el Inglaterra vs Argentina. Resultado: partidos polémicos y arbitrajes tendenciosos que propiciaron la eliminación de los vecinos del Río de la Plata.

Ladislao Mazurkiewicz en el partido Alemania vs Uruguay en Inglaterra 66

Ni el gran momento por el que atravesaba Mazurkiewicz pudo evitar la estrepitosa goleada ante los Alemanes en los cuartos de final (4-0), propiciada en su totalidad por la desastrosa actuación del árbitro Finney quien entre otras muchas cosas, no marcó un penal clarísimo a favor de Uruguay y mandó a las regaderas a dos jugadores celestes por entradas similares a las de los germanos en contra de los sudamericanos.

A pesar de este mal sabor de boca, la experiencia fue muy valiosa para el cuadro charr√ļa y para Mazurkiewicz ya que cuatro a√Īos despu√©s, en M√©xico 70, tuvieron una mejor actuaci√≥n.


Mazurkiewicz con el Pe√Īarol en la temporada del record
Ladislao fue mostrando cada vez m√°s temple, frialdad y car√°cter para resolver las situaciones complicadas en el momento adecuado. Con Pe√Īarol continu√≥ su carrera de √©xitos locales ya que se coron√≥ campe√≥n en 1967 y 1968. Adem√°s, en ese 1967 logr√≥ implantar el record de m√°s minutos sin recibir gol: 985 minutos con la valla invicta durante 11 fechas del campeonato uruguayo.

Para el mundial de M√©xico 1970 y a sus 25 a√Īos de edad era ya considerado por mucho como uno de los mejores arqueros del orbe. Uruguay lleg√≥ a territorio azteca con la firme intenci√≥n de hacer v√°lida la historia de que eran campeones del mundo cada 20 a√Īos (1930 y 1950, por eso 1970 era propicio).

Conformda por una de las mejores generaciones que ha dado el futbol de Uruguay (estaban entre otros Ildo Maneiro, Roberto Matosas, Pedro Virgilio Rocha, Luis Cubilla, Juan Mujica, el propio Mazurkiewicz, Julio Montero Castillo), la "garra charr√ļa" calific√≥ en segundo lugar del Grupo 2, debajo de Italia con tan s√≥lo un gol recibido.

En el duelo ante la poderosa Uni√≥n Sovi√©tica en cuartos de final Mazurkiewicz volvi√≥ a ser una pared infranqueable. Mantuvo su arco inviolado los 90 minutos de tiempo regular y los 30 del tiempo sumplementario. El partido se defini√≥ en el √ļltimo minuto del segundo tiempo extra gracias a una genialidad de V√≠ctor Esp√°rrago. Uruguay llegaba a semifinales para enfrentar a Brasil.

Aquel 17 de junio de 1970 en el Estadio Jalisco de Guadalajara, Uruguay no pudo mantener la ventaja de un gol conseguida en los primeros minutos del partido y sucumbió por tres goles a uno ante los futuros campeones del mundo. Pero quedará en la memoria de todos los asistentes al Jalisco ese día y de los millones de televidentes por todo el mundo la jugada que protagonizaron Pelé y Mazurkiewicz cuando el duelo ya estaba definido.

Aunque no fue gol, la finta del gran astro brasile√Īo sobre el guardameta celeste para dejar pasar el bal√≥n en plena carrera hacia el arco y despu√©s su tiro que pas√≥ a escasos cent√≠metros de la porter√≠a, est√° guardada en el ba√ļl de los recuerdos mundialistas como una de las jugadas m√°s futboleras en la historia, por su concepci√≥n y por la grandeza de sus protagonistas.

Uruguay terminó esa Copa del Mundo en cuarto lugar y Mazurkiewicz como elmejor arquero del certamen.

En 1971, Ladislao sali√≥ del Pe√Īarol y se fue a jugar con el Atl√©tico Mineiro donde cumpli√≥ una gran carrera. Fue campe√≥n nacional con el "Mineirao" y sigui√≥ demostrando su calidad en canchas brasile√Īas.

Lleg√≥ el a√Īo de 1974 y Mazurkiewicz se alist√≥ para jugar su tercer mundial consecutivo. S√≥lo que ahora la situaci√≥n fue diferente ya que el estilo uruguayo pareci√≥ quedarse dormido en el tiempo y fue ampliamente superado por cuadros m√°s din√°micos y veloces como Suecia y Holanda.

Despu√©s de su paso por Brasil, Ladislao prob√≥ suerte en el Viejo Continente y para la temporada 74-75 se enrol√≥ con el modesto equipo espa√Īol Granada CF en la primera divisi√≥n ib√©rica.


Partido Holanda vs Uruguay en Alemania 74

Despu√©s de su paso por canchas espa√Īolas, Mazurkiewicz regres√≥ a Am√©rica del Sur para jugar en Colombia con el Am√©rica de Cali y pasados los 35 a√Īos de edad retorn√≥ a su viejo club, el Pe√Īarol de Montevideo donde decidi√≥ retirarse a principios de la d√©cada de los ochenta.

Tras abandonar el futbol activo se fue al Racing de Montevideo como Preparador F√≠sico. Igualmente cumpli√≥ esa funci√≥n con el cuadro carbonero del Pe√Īarol al igual que el de entrenador de porteros. Y con la selecci√≥n uruguaya ha sido parte del cuerpo t√©cnico de V√≠ctor P√ļa en el camino hacia las eliminatoiras

Recientemente fue considerado por una encuesta a nivel nacional como el mejor portero uruguayo de todos los tiempos, por arriba de otra leyenda, Roque Gastón Máspoli.

Ladislao Mazurkiewicz ha sido el √ļltimo futbolista charr√ļa en ser nominado a un equipo ideal del mundial. Su calidad fue reconocida mundialmente lo que le vali√≥ ser nominado en dos ocasiones para integrar la Selecci√≥n Resto del Mundo en partidos de homenaje.

Su currículum internacional es bastante amplio ya que jugó 66 partidos de Copa Libertadores, 13 en Copas del Mundo y en más de 40 ocasiones defendió la camiseta nacional celeste.

Gran l√≠der en la cancha y respetado por sus compa√Īeros por la confianza que infund√≠a al estar bajo los tres palos, Ladislao Mazurkiewicz est√° considerado como uno de los porteros m√°s sobresalientes que ha dado el continente americano y uno de los mejores que se ha parado en un mundial de futbol.

 
   
 

© 1995 - 2005 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alem√°n Futbol M√©xico 1era. A Futbol Holandés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Portugués Futbol Mexicano
22.4.2008
 
México
 
 
Torneos de Liga
 
Torneos de Clubes
 
 
Torneos de Selecciones
 
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2006
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat