DE TRISTEZA PARA COLOMBIA Y DE FELICIDAD PARA CANADA
Por: Alejandro Mayorga, enviado

Los Angeles, Cal., 27 de feb (FUTBOL MUNDIAL).- Y llovió, llovió y siguió lloviendo todo el partido. Ni la presencia de Joseph Blatter, Presidente de la FIFA e invitado especial por parte de la gente de CONCACAF (Confederación de Futbol) hizo que el sol asomara un poquito su brillo para observar e iluminar la final de la Copa de Oro.

Hoy Tlaloc desató su furia sobre el Memorial Coliseum como si quisiera decir que este lugar es sagrado cuando juega México pero al final se rindió con la victoria de Canadá ya que justo cuando el árbitro silbó el final del partido paró de llover.

Pero lo nublado del cielo de Los Angeles significaba más que un mal clima. Fue lo nublado, gris y sin sabor del torneo que al no tener en el partido decisivo a sus máximos exponentes de la zona se perdió en la indiferencia de los aficionados, que por más bien que juegue Canadá o esté presente en la cancha Faustino Asprilla, no iban a arriesgar su salud por el inclemente clima del día de hoy.

La lluvia copioza que comenzó desde muy temprana hora y que entorpeció el juego, la asistencia y el trabajo de camarógrafos y fotógrafos fue presagio de lo que vendría después. Tristeza para los colombianos y felicidad para los canadienses.

Los poco más de 850 aficionados colombianos que se hicieron presentes en las gradas del Coliseo llegaron al partido contentos, bailando, saboreando de antemano una victoria que creían suya. Que equivocados estaban.

Hoy no se dejó ver el famoso "Aguila Colombiano", quizás afectado todavía por el estruendoso 9-0 que le indilgó Brasil en el Preolímpico Sudamericano y que propinó la caida del técnico Jorge Alvarez, pero si aparecieron las playeras amarilla y azul con el 10 del "Tino" y las casacas del Millonarios o América de Calí.

Por Canadá lo mismo del todo el torneo. Si estaban 50 eran muchos, pero eso sí disfrutando con todo los tuneles, las jugadas de "taquito" y demás suertes que realizaban sus compatriotas ante los sudamericanos, que miraban atónitos como los supuestos "troncos" canadienses les tocaban el balón.

David le estaba ganando la batalla a Goliat. En las desoladas trubunas, que se pintaron de amarillo, azul y rojo por los impermeables para cubrirse de la lluvia y no por la bandera colombiana, lo que comenzó con un ¡Colombia, Colombia! a todo pulmón terminó en "Asprilla vete pa' tu casa" después del penal que le entregó a Craig Forrest y en abucheos para Víctor Bonilla cuando salió del cotejo.

Mientras los estoicos aficionados soportaban el clima en el palco V.I.P, Blatter y su sequito disfrutaban de un buen champagne con bocadillos bajo una carpa a la que no le entraba ni una sola gota.

Minuto a minuto Blatter presenciaba lo increíble. Canadá estaba derrotando a otro "gigante" y se encaminaba sin que nadie los detuviera hacia su primer título de CONCACAF (Confederación de Futbol) en la historia.

Aunque el campeonato ya lo habían ganado en la semifinal contra Trinidad si perdían hoy no sabría igual. Pero hoy estaba escrito que el país de la hoja de maple haría historia. Y sucedió cuando el jamaicano Peter Prendergast anunció el final.

Los de blanco corrieron, se abrazaron festejando la victoria. Los ingenuos colombianos se fueron con la cara al suelo abucheados, como muchas veces en los múltimos tiempos, por sus seguidores.

Los aficionados canadienses soltaron las banderas y brincaron de felicidad ya que para ellos un triunfo en futbol es como si un día México es campeón de Hockey sobre hielo.

Por ciero hablando del tricolor no faltó un despistado que llevaba una camiseta verde dando a entender que el cuadro azteca es la ley en California aunque no esté presente en la cancha. También apareció otra persona con una pancarta que preguntaba ¿Y México?

Al final de esta copa 53 personas se llevan a caso una inmensa alegría. 50 canadienses orgullosos de su equipo y tres vendedores de impermeables y cojines para los asientos que hoy hicieron su agosto gracias a la lluvia y por lo menos recuperaron lo que dejaron de ganar si México hubiera estado presente en los dos últimos juegos en el Coliseo.

Asi es el futbol, tristeza para unos, alegría para otros, y hoy Canadá recibe con los brazos abiertos a los Campeones de la CONCACAF(Confederación de Futbol).

Copa de Oro 2000, página principal

 
 
©1999-2001 MundoSoccer,Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Aleman Futbol Holandés Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
18.3.2002
 
 
Copa de Oro
 
 Grupo A
 
 
 
Editorial
 
Entrevistas
 
Reportajes
 
Columnas
 
Programación TV
 
¿ Sabías Qué ?
 
Progol 2002
 
Copas del Mundo
 
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat