FISH MARKET: LUGAR PARA CHUPARSE LOS DEDOS

Por Alejandro Mayorga, enviado

San Diego, Cal., 19 Feb (FUTBOL MUNDIAL).- Cuando cualquiera de nosotros llegamos a un restaurant con un hambre endemoniada y nos dicen que para darnos mesa falta alrededor de una hora, lo más probable es que nos retiremos de ahí y busquemos otro sitio.

Eso, en el Fish Market de San Diego es prácticamente imposible. Por la elegancia del lugar, su ubicación a lado del mar y por el delicioso olor que despide el mismo, de los platillos que ahí se cocinan vale la pena esperar.

Futbol Mundial viajó este sábado a la ciudad fronteriza con Tijuana, por quinta vez en el torneo, para cubrir el encuentro de México contra Canadá, sólo que ahora decidimos quedarnos dos noches para evitar la fatiga del regreso a Los Angeles.

La selección terminó sus actividades en la tarde y después de cumplir nuestra labor periodística, decidimos ir a cenar con nuestro compañero y amigo Rafael Ramos, colega del periódico La Opinión de Los Angeles y con quien compartiremos los gastos de hotel en San Diego.

A el le habían recomendado un lugar llamado Fish Market, enclavado a orillas del muelle y a tan sólo unas cuadras del DownTown, sin duda una de las más bonitas zonas de la ciudad.

Después de circular hacia el sur por el Freeway 5, el mismo que viene desde Los Angeles, tomamos la salida en la calle Front y avanzamos varias cuadras hasta topar con Harbor Drive. Ahí viramos a la derecha y pocos metros más adelante encontramos nuestro destino final.

Desde la entrada al estacionamiento uno se da cuenta lo famoso que ha de ser por la cantidad de coches que entran y salen.

Para encontrar sitio para estacionarse por lo menos se necesitan 15 minutos y mucha paciencia.

La misma necesaria para esperar de 45 minutos a 1 hora para sentarse a comer, debido a la cantidad de clientes que no quieren desaprovechar el saborear los sabrosos platillos del mar u otros de comida internacional que se ofrecen.

Por fin después de larga espera se oye por la bocina que la mesa está lista. De inmediato el trato hacia el cliente formidable.

Pensamos que por ser sólo dos personas nos tocaría afuera, dado que las mesas son más pequeñas, pero nó. De todas formas el lugar que nos asignaron tenía muy buena ubicación.

La carta mostraba toda la variedad de pescados y mariscos, una que otra carne y pasta que hay. Desde pulpo, langostas termidor, ostiones, almejas o cangrejos, hasta un filete mignon o un spaghetti sazonado con salsa de la casa.

Rafa pidió una sopa de almeja y un platillo con gran variedad de moluscos, y a un servidor, como no le gusta la comida del mar, un spaghetti rústico.

La comida deliciosa, como para chuparse los dedos. El trato y la atención sensacional y el precio bastante razonable para el lugar que se trata. Y todavía faltaba el postre.

Pedimos un delicioso pastel de queso estilo Bávaro bañado en chocolate con una fresa en la parte superior como adorno. Definitivamente sensacional.

Para haber esperado casi una hora valió la pena. Una comida que no se hace todos los días y un lugar que recomendamos visitar a quienes vayan a San Diego. Y en época de verano sentir la brisa del mar mientras se degusta un delicioso manjar, debe de ser sensacional.

 

Copa de Oro 2000, página del Diario

 
 
©1999-2001 MundoSoccer,Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Aleman Futbol Holandés Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
11.7.2002
 
 
Copa de Oro
 
 Grupo A
 
 
 
Editorial
 
Entrevistas
 
Reportajes
 
Columnas
 
Programación TV
 
¿ Sabías Qué ?
 
Progol 2002
 
Copas del Mundo
 
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat