LA TRAVESIA DE REGRESO A ASUNCION

Asunción, Par, 16 julio
por Alejandro Mayorga y Javier Villa (enviados mundosoccer.com).-

Nos habían dicho que el regreso a Asunción era rápido, que los camiones tardan entre cuatro horas y media o cinco en hacer su recorrido y que los asientos del autobús son cómodos.

Lo que nunca nos dijeron es que las líneas cobran lo mismo por pasaje pero el servicio es totalmente diferente.

Una de las líneas más conocidas en Paraguay es Nuestra Señora de la Asunción que maneja dos tipos de servicio: el normal y el ejecutivo. El boleto del primero en la ruta de Ciudad del Este hasta Asunción cuesta 29 mil guaraníes y el segundo 42 mil.

La diferencia radica en que en el ejecutivo los asientos se vuelven camas para dormir. El servicio normal es directo a la capital paraguaya. Todo muy bien excepto una cuestión.

Las corridas son limitadas. Para el servicio normal sólo hay cuatro viajes en todo el día y para el ejecutivo sólo uno, el de las doce de la noche.

Ante esta limitación Futbol Mundial decidió viajar en otra línea de camiones que se llama RYSA(Rápidos de Yguazú).

Los boletos se venden también en la terminal de autobuses y los viajes se realizan con más frecuencia. El tipo de camión es muy similar a los de Nuestra Señora de Asunción. El precio del boleto el mismo: 29 mil guaraníes.

Hasta ahí no hay problema. Las dificultades comienzan cuando el autobús arranca. Si cualquier persona paga un pasaje del mismo precio que el de la mejor línea (se supone que la mejor es Nuestra Señora), es porque el servicio debe ser, por lo menos igual.

Pues en Paraguay no es así. Se cobra como si fuera de primera pero es de tercera. Nosotros abordamos el camión a las tres de la tarde, con esperanza de llegar a nuestro destino a las siete, o siete y media a más tardar.

Sueños guajiros, el trayecto duró seis horas y media con paradas continuas para recoger el pasaje. En total contabilizamos 15 detenidas que hizo el chofer y que abarcaron desde una cuadra después de salir de la terminal en Ciudad del Este hasta mitad del recorrido hacia Asunción.

Y todavía ya estando en Asunción la gente le decía al chofer que se bajaba en tal o cual calle, al estilo colectivo de México. De por sí la infraestructura carretera de Paraguay no es lo más avanzado que hay, pues más lento se hace el viaje.

La vía principal que une a las dos ciudades es sólo de dos carriles y debido a las fuertes lluvias de los días pasados, partes de la carretera están averiadas.

Lo peor de todo este asunto es que cuando uno compra los pasajes le dicen que el servicio es directo, motivo por el cual cuesta lo mismo.

La única forma para comprobarlo es viajando y créanme que será la última vez que lo haremos por esta línea. En todos lados se cuecen habas.

Al llegar a Asunción nos instalamos de nueva en cuenta en el que fue nuestro primer hotel, el Plaza. No hubo problema con respecto a la reservación que teníamos. Este será nuestro último recinto hasta que regresemos a México.

Para olvidar el coraje decidimos ir al centro de prensa para escribir varias notas de lo acontecido en el día. Pero sorpresa, ahora resulta que los centros de prensa ya tienen un horario establecido.

Ayer cerraban a las 11 de la noche, algo inconcebible para un lugar de donde se tiene que informar a todo el mundo y a todas horas. Esto sólo pasa en Paraguay. Es el síntoma de que la copa ya no les interesa porque su equipo quedo eliminado o simplemente nunca les interesó.

Claro, no toda la gente entra dentro de este cuestionamiento ya que hay muchos que si han tratado de que la copa salga adelante con todos los problemas que existen. Pero hay otros que parece que nunca les enseñaron cómo se debe llevar un evento de tal magnitud.

Para olvidar los sinsabores de ayer, fuimos con varios compañeros de México a cenar a un restaurant que se llama Austria.

El lugar está diseñado como las casas que se encuentran a los pies de los Alpes y la comida es muy buena. Un lugar muy agradable para restaurar el ánimo.

En estos dos días sólo queda cubrir lo que suceda en los partidos restantes. Esperamos que México nos brinde una victoria contundente y que Uruguay haga la chica y venza a los brasileños, para que la Copa América adquiera un poco del sabor que perdió desde hace mucho.

Regresa a la página del Diario de mundosoccer.com

 
 
 
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
27.9.2004
 
 
Copa América 1999
 
Cómo va la Copa América
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2004
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
 
 
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat