ESTRICTO OPERATIVO DE SEGURIDAD TENDRA SU PRUEBA DE FUEGO EN LA FINAL

Bogotá, Col., 27 Jul (Notimex).- El amplio operativo de seguridad desplegado para la Copa América 2001 tendrá este domingo su prueba de fuego durante la final del certamen en el estadio "El Campín", enclavado en una de las zonas de más alto riesgo en la capital.

El inmueble, que será colmado por 56 mil personas para la final entre las selecciones de Colombia y México, está ubicado al norte de la capital colombiana, en una de las zonas con mayor densidad poblacional y diversas rutas de acceso.

El gobierno de Colombia ordenó dar máxima prioridad a la seguridad del certamen y el operativo del último juego tendrá un costo aproximado de dos millones de dólares.

Las autoridades realizaron varios simulacros con la participación de la Policía Nacional, el Ejército, la Cruz Roja, Defensa Civil, el cuerpo de Bomberos y Seguridad Civil, para prevenir cualquier contingencia en la última etapa del certamen.

El operativo de seguridad desplegara seis mil efectivos y el cerco militar a la zona de influencia del estadio Nemesio Camacho "El Campín, rodeado por edificios residenciales y negocios comerciales que hacen más difícil su custodia.

A sólo cuadra y media del estadio, presuntos rebeldes activaron en mayo pasado dos bombas, una de las cuales causó la muerte a cuatro personas y dejó una veintena más de heridos.

Existen al menos cuatro rutas para llegar al escenario, cuyas instalaciones cuentan con 42 puertas de acceso para una efectiva evacuación en caso de emergencia, con una amplia gama de buses, busetas, transporte ejecutivo y el moderno sistema Transmilenio.

El responsable de la seguridad del torneo, general Aldemar Bedoya, explicó que el operativo de seguridad garantizará, ante todo, la protección a los aficionados y delegaciones deportivas que harán parte del espectáculo del domingo.

El militar explicó que el ingreso a "El Campín" se hará con cinco horas de anticipación, en las que los aficionados deberán pasar tres anillos de seguridad con boleto en mano y serán revisados para impedir la entrada de objetos contundentes.

"Debe quedar claro que en la aplicación de este plan de vigilancia por aire y tierra, se utilizará moderna tecnología de punta a punta", dijo Bedoya sobre el plan que cerró cualquier acceso innecesario al estadio.

Las estrictas medidas de vigilancia se han extendido también a los sitios de alojamiento de las selecciones de Colombia y México, las que disputarán la final, y de Honduras y Uruguay, que pelearán por el tercer puesto.

El hotel Victoria Regia, donde está la selección mexicana, fue resguardado por elementos de la Policía Nacional y de seguridad vestidos de civil para brindar protección al plantel, que arribó la víspera a la ciudad procedente de Pereira.

El autobús que transporta al conjunto dirigido por Javier "Vasco" Aguirre, es escoltado siempre por motopatrullas que abren paso en las calles de Bogotá y evitan que los automovilistas rebasen el vehículo como medida de prevención.

Bedoya adelantó que los controles se extremarán a medida que se acerque la hora de la final, que será presenciada por varias personalidades del futbol mundial como El Rey Pelé, y el presidente de la Federación Internacional de Futbol Asociado, Josep Blatter.

En los operativos participan también dos mil 500 policías que tienen a su cargo los retenes móviles en los cuales se realizan requisas a vehículos, control a la embriaguez y requerimientos de documentos a los transeúntes.

 
 
 
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
7.9.2004
 
 
Copa América 2001
 
Calendario
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2004
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
 
 
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat