ANALISIS DE LOS CUARTOS DE FINAL

Por: Alejandro Mayorga

Tres realidades y una sorpresa. Ya están los cuatro semifinalistas del Torneo Clausura 2003, y todo salió conforme a lo escrito, excepto en la serie entre Atlante y Veracruz.

Lo sucedido con los Potros de Hierro es sin duda una de las sorpresas mayúsculas en la historia de las liguillas. Curiosamente, dos de los equipos eliminados no contaron en plenitud física con el hombrea acostumbrado a resolver los partidos cuando éstos están muy difícil de resolver.

Tanto Atlante como Toluca, pagaron los platos de depender en demasía de un sólo hombre, que para colmo estuvo limitado en su accionar. Sebastián González y Saturnino Cardozo, los dos máximos goleadores del campeonato, se combinaron para un sólo tanto en la ronda de cuartos de final.

Sus lesiones, de las cuales nunca se recuperaron, fueron su peor enemigo
y al final, su mínimo aporte al equipo no fue suficientes para llegar a semifinales.

En cambio, escuadras con plantel completo y en plenitud física avanzaron a Semifinales sin necesidad de usar su criterio de mejor posición en la tabla.

La justicia se hizo presente con Morelia, Tigres y Monterrey, que terminaron por arriba de sus rivales en la clasificación general y al final de los 180 minutos, confirmaron su superioridad futbolística.

Podemos decir que el nivel de juego en los partidos de ida dejó mucho que desear pero se saldó en los de regreso. Acostumbrados a ver partidos de gran emoción desde los primeros 90 minutos de las series, los cuatro partidos quedaron a deber en cuestión futbolística.

En un horario entre semana poco habitual para un partido de futbol, Chivas y Monarcas empataron a un gol en un juego que Morelia dominó gran parte de su desarrollo. Guadalajara empató más por corazón que por dominar a su rival y aunque tuvo opciones para salir del Jalisco con una ventaja, la experiencia de los purépechas fue suficiente para sacar el resultado que les convenía para el juego de vuelta.

En el Estadio Morelos, ambos conjuntos se abrieron, ofrecieron un espectáculo de gran calidad y al final, el plantel más completo de Morelia y su mejor juego de conjunto se impuso. El milagro no llegó esta vez para las Chivas, que sin embargo pelearon hasta el final. El 4-2 es un poco engañoso porque los últimos goles cayeron con un Guadalajara volcado al frente tratando de realizar una hazaña parecida a la de la semana anterior.

Morelia confirmó que atraviesa por un excelente momento en donde hay juagdores como Navia, Palacios, Almirón y Bautista, por citar algunos, que pueden definir solos los partidos a favor de su equipo.

Tigres ganó su pase a Semifinales desde el primer partido cuando derrotó en la mismísima Bombonera a los todavía campeones Toluca, con un gran actuación del brasileño Kléber.

Los felinos demostraron que el jugar de visitantes ya no les asusta y se plantaron ante los Diablos con un esquema bastante interesante en donde la prioridad era contener la ofensiva roja pero también tomando la iniciativa para ir al frente.

Toluca por su parte, padeció del bajo nivel físico de Cardozo y de otros jugadores que no llegaron en su mejor nivel. Casos como Rafael García e Israel López fueron claros ya que no pesaron en la ofensiva escarlata como en otras ocasiones.

Cabe resaltar que este juego fue el más polémico en la cuestión del arbitarje ya que el trabajo de Germán Arredondo tuvo muchos cuestionamientos. Cierto que anuló muy bien dos goles del Toluca por claras faltas dentro del área, pero dejó de maracr un penal a favor de los Diablos que pudo haber cambiado la historia.

Con la victoria de 2-1, Tigres llegó al Universitario para liquidar el compromiso y dejar fuera al campeón. El primer tiempo fue una excelsa demostración de juego de conjunto de la escuadra de Ricardo Ferreti. Tigres borró de la cancha al Toluca, que sin Cardozo en la cancha, perdió todo poder ofensivo.

Sin embargo, Toluva vendió cara su desventaja de dos goles y arremetió con todo, le alcanzó para empatar el partido a dos goles y calalr a todo el Volcán, que veía con desesperación una posible remontada de los Diablos. Al final, Tigres pudo aguantar el vendaval escarlata y se llevó merecidamente la calificación a Semifinales.

El otro equipo de Monterrey, los Rayados, padecieron un poco lo mismo que sus rivales de ciudad. Sacaron un buen resultado en el juego de ida celebrado en el Estadio Jalisco, cuatro horas después del partido de Guadalajara-Morelia.

El equipo de Passarella se plantó bien ante los Rojinegros y por momentos impuso sus condiciones. De hecho, se fueron al frente gracias a un gol de Ismael Rodríguez en el cobro de un tiro libre pero en el segundo tiempo tratraon de manejar la mínima ventaja y fueron alcanzados por los Rojinegros. De todas formas, el empate dio tranquilidad a la escuadra norteña para encarar el partido de vuelta.

Como calca de lo que sucedería horas más tarde, Monterrey empezó avasallador en el Tec y tomó una ventaja de dos goles que casi sentenciaba la serie. Guillermo Franco fue el artífice de esos 45 minutos de ensueño de los Rayados, pero con la ventaja, el equipo bajó su ritmo y permitió que Atlas regresara al partido y empatara el marcador. Los Rojinegros estuvieron a punto de lograr la hazaña, pero un gol en el segundo tiempo envió al Monterrey a Semifinales por primera vez desde 1993, para enfrentar a los Tigres en lo que se espera sea un duelo de poder a poder.

Hasta aquí todo era normal. El domingo llegaría lo anormal pero que al final se torno justo por lo visto en la cancha. Con su empate a un gol en el puerto de Veracruz, a pesar de la ausencia de Sebastián González, el Atlante se veía como seguro vencedor de la serie.

El problema para el cuadro azulgrana es que creyó que con sólo pisar la cancha de la UTN se llevarían el cotejo, y nunca pensaron que un Veracruz que no tenía nada que perder y mucho que ganar, jugaría uno de sus mejores partidos en cuestión táctica de muchos años.

Daniel Guzmán, demostró que se está convirtiendo en uno de los mejores estrategas del futbol mexicano. Los escualos jugaron un partido inteligente, frenaron al Atlante por todos lados del terreno de juego y se dieron el lujo de poner en jaque a la zaga atlantista con llegadas con mucha profundidad.

Con la expulsión del zaguero Mario Hernández y el subsecuente penal que anotó Luis Hernández, los Potros perdieron fuerza y nunca tuvieron capacidad de reacción importante. Ni Luis Gabriel Rey ni "Chamagol", fueron peligro importante sobre la meta de Damián Grosso. Atlante se fue perdiendo en imprecisiones conforme transcurrieron los minutos y con el silbatazo final, se registró una de las mayores sorpresas en liguilla de todos los tiempos.

El equipo que a principio de temporada veía hacia abajo, ahora está a un sólo paso de llegar a la final. Claro que ese paso será muy complicado: derrotar al Morelia.

 

 












 
   
 

© 1995 - 2005 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Holandés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Portugués Futbol Mexicano
3.1.2007
 
 
Clausura 2003
 
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2006
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat