ANALISIS DE LA FECHA 2

Por: Alejandro Mayorga

Jornada en donde toda la atención estuvo centrada en el Clásico Nacional, pero en donde el "show" estuvo presente en dos estados circunvecinos del Distrito Federal.

Si bién el partido entre América y Guadalajara no resultó tan aburrido como en otras ocasiones, sin duda el espectáculo que valió la pena fue el que dieron los Colibríes de Morelos y los Potros del Atlante.

Un día después de que el Toluca se coronara por séptima ocasión en su historia, nadie hubiera apostado un peso a que en la fecha dos del Clausura, las cosas iban estar al revés de como terminaron en Diciembre.

Sólamente un equipo de los ocho que jugaron la liguilla en el Apertura 2002 (el Guadalajara), se mantiene al término de dos jornadas dentro de los primeros diez lugares de la tabla general.

Equipos protagonistas como Toluca, Morelia, Santos, Pumas, Cruz Azul, Tecos y América, están en la parte baja de la general, lo que implica que el desgaste de haber llegado a últimas instancias y el hecho de no realizar un apretemporada adecuada está cobrando la factura.

Quizás el ejemplo más claro lo está viviendo el Toluca. En el aniversario número 50 de su llegada a Primera División, los escarlatas no pudieron conseguir su primer triunfo del campeonato y en cambio fueron maniatados por un Atlante que le jugó de tu a tu a los Diablos y sin complejos.

A pesar de que Saturnino Cardozo ya consiguió sus primeros dos goles del torneo, Toluca no aguantó el ritmo de los Potros, quienes a pesar de ir abajo 2-1, tomaron la iniciativa del partido y se dieron el lujo de alcanzar, y luego adelantarse en el marcador.

La manera en como Miguel Herrera propuso el partido es digno de aplaudirlo ya que en ningún momento su escuadra se vio temerosa por ir perdiendo, ya avanzada la parte complementaria.

Es cierto que Toluca padeció del fondo físico (algo que se notó claramente en el segundo y tercer gol del Atalnte), pero gran parte de ese desgaste se debe a como el Atlante circuló el balón por toda la cancha y como explotó los huecos dejados por la defensa mexiquense, que otra vez dejó ver que es su máxima debilidad. Por cansancio, Toluca dejó de hacer su futbol y los Potros tuvieron toda la virtud para revertir un juego que parecía perdido.

A la misma hora, en plena selva morelense, los Colibríes debutaron con el pie derecho en su estadio a costa de unos Tecos faltos de condición y de futbol.

El haber dejado que el técncio Julio César Uribe se fuera de la institución, fue el peor error que pudo hacer la directiva. Tecos se ve como un equipo sin confianza en si mismos, desorganizado por todos lados e indisciplinado dentro de la cancha, y aquellas volteretas magistrales en el marcador del torneo anterior, parece que están a años luz de distancia.

En cambio, Colibríes parece haber tomado un nuevo aire desde que salió la franquicia de Celaya. Con un público entregado a su equipo, la escuadra de Sergio Rubio está jugando como si llevaron años haciéndolo juntos. Cierto que hay varios jugadores que estuvieron en Celaya la campaña anterior, pero la adaptación de los nuevos integrantes han hecho ver al equipo muy sólido.

En Xochitepec, ya nadie se acuerda de Mohamed, Latorre y otros. La atención ahora se la lleva Rodolfo Flores, Jorge Orozco, Leandro Tavares y por supuesto Sergio Rubio, quien con mucha humildad y conciencia de lo que se juega el equipo en cada partido, tiene a su escuadra en primer lugar de grupo y de la tabla general.

Simple y sencillamente, Colibríes borró de la cancha a Tecos y su victoria contundente de 3-0 le permitió despegarse más del Veracruz en la tabla porcentual y acercarse a uno y dos puntos respectivamente, de Chiapas y Puebla.

Ahora para Sergio Rubio viene lo más difícil. Mantener este nivel para conseguir los objetivos trazados.

Contrario a lo que sucede en el feudo colibrí, Jaguares, Tiburones y Poblanos están con el santo de espaldas. Chiapas tuvo todo para ganarle a Pachuca frente a su afición, pero un penalty fallado por el uruguayo Silvio Fernández (que por cierto fue mal marcado por el silbante Hugo León) a tres minutos del final, mantuvo el empate a ceros.

El equipo de Jorge Garcés tuvo la oportunidad de liquidar a los Tuzos desde que estos se quedaron con 10 hombres, desde el primer tiempo, por la expulsión de Alfonso Sosa. Sin embargo, ellos mismos se complicaron las cosas, nunca tuvieron el futbol para crear un peligro serio sobre la meta de Calero y para colmo quedaron en desventaja numérica por expulsiones a Franz Torres y Gustavo Nápoles.

En donde si hubo un penal flagrante y no se marcó fue en el puerto. La acción en donde Joaquín Beltrán impide con sus dos manos que el balón entrara a la portería era un penalty clarísimo que se comió el áritro Jorge Gasso y su asistente número 1 Felipe González.

Además, el zaguero puma debió haberse ido expulsado del partido lo que quizás hubiera facilitado más las cosas al Veracruz. Con 11 hombres en ese momento, la Universidad aguantó la presión del conjunto local y al final se llevó un punto del "Pirata" Fuente.

El cuadro de Daniel Guzmán se vio mejor en la cancha pero sin duda la salida del argentino Carlos Casartelli afectó demasiado a la ofensiva. La entrada de Luis Hernández, sólo sirvio para que la afición se emocionara pero en cuestió futbolística no aportó nada.

Pumas para variar, terminó el partido con un hombre menos, aunque hay que recalcar que ahora la expulsión de Fonseca, fue muy rigorista ya que nunca tuvo la intenció de ladtimar al contrario.

Así, con el empate sin goles, Tiburones y Pumas sumaron su primera unidad del torneo, aunque Veracruz está sumido en el último lugar de la tabla del descenso. El inicio de Pumas ha sido muy incierto y más le vale corregir a tiempo porque su participación en la Libertadores está a la vuelta de la esquina.

Puebla también dejó mucho que desear frente a su afición. Carente de un jugador que desequilibre y que ponga el talento en la media cancha, la Franja se topó una y otra vez con la bien plantada defensa de San Luis, que aprovechó una de las tres oportunidades que tuvo en el partido para salir con la victoria.

Cierto que el penal decretado por el debutante Juan Joel Rangel fue muy polémico. Pareció en todo momento que Martín Zúñiga fue por el balón y que nunca tocó a Oscar Rojas. El penal se marcó y José Enrique García se encargo de cobrarlo, lo cual fue suficiente para darle a los potosinos su primer triunfo del Clausura 2003.

La pobreza ofensiva del Puebla quedó manifiesta, no en los nombres que tiene en la zona de ataque, sino en la manera de atacar. Kaviedes, Coimbra, y Capetillo son hombres con contundencia probada frente al marco.

El problema, es que no hay nadie que lleve o sirva el balón a esa zona; durante el partido esa función por lapsos la hicieron estos jugadores, lo que provocó que la Franja no tuviera a un hombre de área listo para definir y que todas las jugadas se perdieran en el límite del área grande.

Sin "punch" a la ofensiva, Puebla se vio muy limitado al ataque y la prueba de que San Luis tuviera las mejores opciones del partido demuestra de que lado se inclinó el cotejo.

La derrota del cuadro poblano, que por cierto fue abucheado por su afición, los dejó en el fondeo del grupo uno sin puntos y ya los metió en serios aprietos en la zona roja debido al triunfo de Colibríes. San Luis por su parte, llegó a 4 puntos dentro del grupo 3.

Quienes andan irreconocibles son el Necaxa y los dos equipos de Monterrey. Rayos, sin Aguinaga en la cancha, dominó por completó a un Atlas desdibujado y con el segundo gol del uruguayo Miguel Larrosa del torneo, obtuvo su segundo triunfo en fila.

De nueva cuenta, el orden del equipo de Raúl Arias fue factor fundamental para mantener la mínima ventaja y así propiciar el segundo descalabro de los Rojinegros del campeonato.

Monterrey y Tigres dieron buenas exhibiciones en sus partidos. En el Tec, Monterrey empezó como una tromba ante Morelia y se puso rápidamente con una ventaja que le permitió manejar el resto del partido.

Aunque Monarcas se acercó en el marcador, los Rayados siempre tuvieron el dominió del partido y el 4-2 se quedó cortó. El brasileño Alex le pudo marcar a su ex equipo y así el Monterrey terminó con su racha negativa dentro de los torneos cortos frente al cuadro purépecha.

Tigres llegó a la capital de la República con la firme intención de mostrar que su futbol es el mejor de todos en este comienzo. Ante un Cruz Azul que sólo tuvo 20 minutos de inspiración (al inicio del juego y después del gol de Abreu), el cuadro felino deleitó con su toque de balón, sus depliegues ofensivos y su contundencia.

Tigres tiene en Walter Gaitán al mejor jugador de este arranque de campeonato. Un hombre que se pone el oberol, que es el eje del equipo y que además es goleador. Si el cuadro universitario sigue en la misma tónica puede ser fuerte candidato al título de liga.

Cruz Azul por su parte jugó bien en el incio del partido, tuvo aproximaciones por conducto de Zepeda pero después cayó en lo mismo, sin orden, sin idea y con errores infantiles (la expulsión de Brown) que propiciaron la derrota.

Al igual que Pumas, Carrillo tendrá que trabajar horas extras para llevar a la Máquina a un nivel por lo menos aceptable de cara a los compromisos de la Copa Libertadores.

Otro equipo que ha tenido un buen comienzo es el Querétaro, que con su victoria de 1-0 sobre Santos, llegó a cuatro puntos dentro del grupo 4. Con un plantel experimentado y varios jóvenes interesantes, los Gallos pudieran ser el "Caballo Negro" de la competencia, como fue en su momento La Piedad, el Celaya o Toros Neza.

Si el "show" de la jornada ya lo habían dado Colibríes y Atlante, faltaba el espectáculo mayor, el del clásico nacional. Sólo que el partido más esperado de la temporada se quedó corto con lo que se vivió en las tribunas y fuera del estadio.

El Azteca se llenó de colorido con ambas aficiones que no dejaron de apoyar en ningún momento a sus equipos. Dentro de la cancha, el reflector estuvo en Adolfo Ríos y Oswaldo Sánchez, ya que sus intervenciones evitaron que se registraran más goles.

Si bien América fue mejor porque fue más incisivo en el ataque y tuvo más tiempo el balón en su poder, Guadalajara mejoró un mundo con respecto al clásico anterior en cuestión de actitud y de orden defensivo.

La forma en como Chivas aguantó con 10 hombres el embate constante del América en la parte final del partido fue ejemplar. La tercia de Joel Sánchez, Omar Rodríguez y Heriberto Morales, seguro dará mucho de que hablar durante la temporada.

La férrea marca de los rojiblancos propició que América fuera repetitivo en la forma de llegar al área (muchos centros a la olla) y que se estrellara constantemente en la muralla defensiva. Al final, el 1-1 pareció dejar contentos a los aficionados y a los técnicos.

Mención especial, el gol del joven Francisco Torres, quien mostró una técnica excepcional al golpear el balón tras el centro retrasado de Cuauhtémoc Blanco. Pese a su novatez, no se espantó por el marco del partido ni por la oportunidad de trascender y eso es digno de resaltar.

En un partido donde se juega mucho, el joven cumplió y tuvo una buena actuación, además de que anotó un golazo.

Así, con 23 goles en 10 partidos y con cuatro victorias de los visitantes concluyó la segunda semana del torneo, con un líder general que nadie hubiera imaginado.



 
   
 

© 1995 - 2005 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Holandés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Portugués Futbol Mexicano
3.1.2007
 
 
Clausura 2003
 
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2006
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat