Semifinales

  México 1 - 0 Estados Unidos  

Domingo 1 de agosto
Estadio Azteca de la Ciudad de México


Primer Tiempo:

0 - 0

Segundo Tiempo:
0 - 0

1er. Tiempo Extra (Gol de Oro):

México, 1 - 0: Gol anotado por Cuauhtémoc Blanco # 10, m. 97

ALINEACIONES

México Estados Unidos
1 Jorge Campos
2 Claudio Suárez
4 Rafael Márquez
5 Gerardo Torrado
6 Germán Villa
7 Ramón Ramírez
9 José Manuel Abundis
10 Cuauhtémoc Blanco
13 Pavel Pardo
14 Isaac Terrazas
18 Salvador Carmona
D.T. Manuel Lapuente
18 Kasey Keller
2 Frankie Hejduk
3 Gregg Berhalter
4 Robin Fraser
6 John Harkes
8 Ernie Stewart
10 Jovan Kirovski
12 Jeff Agoos
13 Cobi Jones
15 Richie Williams
20 Brian Mcbride
D.T. Bruce Arena


Amonestados / Expulsados

México

Cuauhtémoc Blanco # 10, minuto 57

Estados Unidos

John Harkes # 6, minuto 40
Robin Fraser # 4, minuto 59
Frankie Hejduk # 2, minuto 82

Arbitro: Young Joo Kim (Corea del Sur)
Arbitros Asistentes: Vladimir Bertiaga (Pan), Bomer Fierro (Ecu)

Cambios:

México

  • Juan Francisco Palencia # 17 por Isaac Terrazas # 14, minuto 46
  • Miguel Zepeda # 19 por Gerardo Torrado # 5, minuto 57
  • Jesús Arellano # 16 por Ramón Ramírez # 7, minuto 72

Estados Unidos

  • Eddie Lewis # 7 por Brian Mcbride # 20, minuto 78

UUUFFF! CUANTO TRABAJO, PERO AL FINAL SE LOGRO

Por: Gerardo Ramos y Alejandro Mayorga, Futbol Mundial

Ciudad de México, 1 agosto FUTBOL MUNDIAL .- ¡Que sufrimiento! Los latidos del corazón se detuvieron cuando el balón quedó flotando dentro del área de Estados Unidos entre un mar de piernas y de repente aceleraron su ritmo al momento en que Cuauhtémoc Blanco estiró su zapato y envió el balón al fondo.

Un gol agónico al minuto seis del primer tiempo extra, el primer gol de oro en la historia del Estadio Azteca que valió el boleto para la final del próximo miércoles entre la selección de México y el vencedor de Brasil y Arabia.

Lapuente envió al terreno al equipo base con el que ha venido actuando y sólo realizó los acostumbrados dos cambios. Dejó en el banco a Palencia y metió a Terrazas como enlace y en la contención clavó a Torrado junto a Pavel Pardo.

Mientras tanto Bruce Arena colocó a cuatro defensas y encomendó a John Harkes cubrir las espaldas de Hejduk cuando éste se lanzaba como carrilero por la banda derecha para juntarse con Cobi Jones. El talento lo dejó en Jovan Kirovski.

Isaac Terrazas volvió a darle resultados al estratega nacional ya que fue él, quien en los primeros minutos causó el mayor peligro ante la meta de Kasey Keller. Sus dos llegadas causaron serio daño en la porteria americana.

Conforme pasaron los minutos de la parte inicial los estadounidenses se fueron acomodando mejor en la cancha y desdoblaron con gran eficacia por conducto de Agoos, McBride y el mismo Kirovski.

Entre los tres, por momento hicieron ver lenta la zaga mexicana que no atinaba a fenar los embates.

A su vez los norteamericanos comenzaron a utilizar la fuerza en las marcas y tanto Abundis como Blanco casi siempres se veían superados por aire y tierra.

Quien definitivamente no estuvo en su tarde fue Germán Villa que lució muy incierto en su posición de defensa lateral.

Dejó mucho espacio y por su zona el cuadro de Bruce Arena circuló demasiadas veces el balón.

A medida que los minutos avanzaron, México fue cayendo en el juego de Estados Unidos y sólo un disparo de Ramón Ramirez y otra acción de Terrazas, ambas muy bien tapadas por el extraordinario portero Keller, fue lo que pudo fabricar la selección en el resto del primer tiempo.

A pesar de las acciones niveladas, las casi 90 mil personas que asistieron al encuentro, no abuchearon a los equipos al final del lapso inicial.

En el ambiente se sentía que México podía abrir el marcador pero también era evidente que los Estados Unidos tenían con qué para dar un susto.

Cuando se anunció por el sonido local la salida de Terrazas y la entrada de Palencia para el segundo tiempo el respetable desaprovó con algunos silbidos, ya que sin duda el jugador americanista había sido el mejor hombre del Tricolor.

Gerardo Torrado, hasta entonces más en labores defensivas, comenzó a tener llegada por sorpresa y precisamente fue él, quién tuvo a merced el primer gol, al llegar de frente al balón tras un pase retrasado, pero su disparo colocado fue detenido en un lanze espectacular por el arquero Keller.

Después de este susto, Estados Unidos adelantó filas y las llegadas por los costados de Stewart y Williams comenzaron a tener peso.

Fue en una de éstas cuando el equipo de las barras y las estrellas tuvo su oportunidad de oro, sin embargo el cañonazo de Stewart a bocajarro se estrelló en la humanidad de Campos.

Lapuente respondió a esta actitud con el ingreso de Zepeda por Torrado.

Este movimiento significó dejar a un sólo medio de contención para atacar con más gente de vocación ofensiva.

Pero el exceso de conducción de ciertos hombres impidieron que México volviera a tener una llegada de serio peligro en el resto del partido.

Los norteamericanos tomaron de nueva cuenta el control del partido, en base a su ritmo y fuerza física.

Ni la entrada al minuto 26 del "cabrito" Arellano por Ramírez impidió que los aztecas mostraran amplio dominio en la cancha, ya que a estas alturas, la selección se lanzaba al frente con seis hombres, dejando sólo en la retaguardia a una linea de cuatro.

También se hizo notoria la insistencia del centro áereo por parte del conjunto nacional, pero ante las torres de Fraser y Berhalter todos los intentos resultaron en vano.

Eso sí, la velocidad y profundidad de Arellano en ciertas jugadas provocaron las entradas fuertes de los americanos y que el juego presentara algunos conatos de bronca.

La inminencia de los tiempos extra recorrió la mente de los aficionados a partir del minuto 40 cuando ambos equipos decidieron guardar sus fuerzas para el alargue. México ya había realizado sus tres cambios y Bruce Arena todavía tenía guardado uno. Y el sufrimiento invadió a todos los presentes.

La regla del gol de oro significaba que el que anotara primero avanzaba a la final. México salío a este tiempo extra decidido a conseguirlo, mientras que la actitud de los norteamericanos denotaba su predilección por la tanda de penales.

En seis minutos el Tricolor tuvo tres llegadas y como si fuera presagio, la tercera fue la vencida.

En un desborde por el sector derecho el centro de Zepeda recorrió toda el área grande y cayó a Abundis que sacó disparo, el cual rebotó en la zaga americana.

Palencia tuvo la gloria pero se trastabilló con el esférico lo que permitió que Cuauhtémoc estirara su pierna y levantara del asiento a los aficionados que explotaron de alegría al ver el balón en la red.

Lo siguiente, la película de siempre. Los derrotados tendidos en el campo y los vencedores formando una montaña humana en torno del número 10 mexicano.

La afición que si sabe de futbol, contrario a lo que piensa Luis Hernández, vitoreó por varios minutos al equipo de México, que aunque no jugó un partido espectacular, si mostró ganas y deseos de salir adelante ante un cuadro que planteó un partido inteligente y que cayó con la cara al sol.

Al final del cotejo, Bruce Arena, técnico de los Estados Unidos dio su comentario; "fue un buen encuentro, ¡me gustó!, los dos equipos jugaron bien y ahora quiero felicitar a México, seguro que vamos a estar con ellos en la final porque representan a CONCACAF".

El timonel norteamericano se despidió de la Copa Confederaciones; "la competencia ha sido buena, siempre estamos muy bien en México y esperamos regresar pronto", finalizó Arena.

Minutos más tarde, contento por la victoria el técnico mexicano, Manolo Lapuente dijo; "otra vez quiero agradecer al público que nos impulsó mucho, pero ahora falta jugar la final, por lo tanto la historia aun no está escrita, seguramente iremos contra Brasil, es la mejor selección del mundo y el actual campeón de la Copa América, pero sea quien sea iremos con todo".

El estratega tricolor expresó a los periodistas la confianza de su escuadra por quedar campeones; "estoy seguro que la copa se va a quedar en México", señaló con optimismo Manuel Lapuente.

Cuauhtémoc Blanco habló sobre las espectativas de México en la final; "debemos estar muy concentrados, tenemos al público a nuestro favor y creo que ellos nos van a ayudar mucho".

Por su parte, Gerardo Torrado consideró que México se plantó bien en la cancha; "fue un buen partido, muy complicado pero el equipo estaba muy concentrado, tocando bien el balón, !alguna tenía que entrar¡ y afortunadamenta en el tiempo extra logramos el triunfo".

El nóvel seleccionado podría jugar en el extranjero, pues su buen fútbol es la carta de presentación para que algunos clubes europeos se interesen por Torrado; "si hay opción de ir a otro país pues adelante, pero eso luego lo trataré con mi representante, por ahora tengo que estar concentrado en la Copa Confederaciones", expuso Gerardo Torrado.

Con las maletas listas, Rafael Márquez, está a un paso de cerrar contrato con el Mónaco de Francia; "si se logra la contratación voy a llevar el nombre de México en alto y ojalá esto sea una ventaja para que los demás jugadores puedan salir, pero primero hay que pensar en la final y ya después haremos maletas", expresó Márquez con gran sonrisa.

 
 
©1999-2001 MundoSoccer,Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Aleman Futbol Holandés Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
2.9.2002
 
 
C. Confederaciones 1999
 
Grupo A
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2002
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat