FESTEJANDO A ALEJANDRO

... Y como no nos podíamos quedar con las ganas de disfrutar una comida auténticamente Coreana, nos dirigimos a buscar el lugar adecuado, no sin antes convencer a Alejandro de que festejáramos su cumpleaños 31 de una manera diferente, dedo a que no es muy afecto a esta comida tan condimentada y sobre todos sana.

Caminamos por la calle del Industry Tower Rotary en busca del lugar adecuado, lo que buscábamos era un lugar típico en donde se llevará a cabo todo el ritual de la comida oriental, después de varios intentos por fin encontramos el lugar adecuado.

Que mejor forma de empezar con una cálida bienvenida al Nolboo Restaurant, para empezar hay que caminar por un pasillo y en los laterales se encuentra una especie de tarima en donde están varias mesas a ras del suelo, enseguida hay que despojarse de los zapatos e ingresar a esta área.

Ya instalados en el suelo y en una posición no muy común para nosotros nos dispusimos a ver la carta y... claro?? estaba en Coreano!!!, bueno como no nos quedaba de otra nos fuimos por lo visual, en pocas palabras a adivinar, el ordenar la cena fue un poco complicado pero por fin lo logramos.

Con varios platos y una parrilla al centro de la mesa nos llevaron carnes, tocino, salchichas, champiñones, pimiento morrón, cebolla, todo en trozos pequeños, lo frieron con mantequilla y al parecer en el fondo del sartén tenia mostaza, rápidamente todo quedo listo, pero según observábamos mientras cocinan tienes que ir comiendo, claro no lo sabíamos, de una manera muy sutil la cocinera nos invito a que empezáramos a comer.

¿Pero como comerlo?, claro como estamos acostumbrados, o no ?.

Bueno manos a la boca, nos servimos en un tazón que nos llevaron desde el principio y por deducción decidimos servirnos a manera de sopa, por supuesto que nos observaban, pero eso era lo de menos realmente estaba bueno, después de varios minutos en otra mesa les llevaron el mismo platillo y pudimos darnos cuenta del por que nos miraban con tanta rareza.

El platón que esta al centro con esta sopa se come con palillos chinos y cada uno de los comensales va comiendo de los ingrediente y el caldillo se toma con una cuchara, todos comen del mismo plato, bueno nosotros lo comimos a la manera tradicional, ni modo no teníamos a alguien que nos guiara.

Cabe destacar que en estos lugares la única bebida que se sirve es agua natural, será por esto y la buena alimentación que la mayoría de los coreanos son de complexión delgada.

Pagamos 20 mil wons y nos retiramos de este peculiar lugar, no sin antes darnos las gracias con gran efusividad.

Pero queríamos festejar a Alejandro en su cumpleaños, y como el pastel es parte importante del festejo buscamos uno pero no obtuvimos buenos resultados así que terminamos en una tienda de helados degustando una rica nieve de chocolate y otra de pistache.

Bueno se acabo el día mañana partimos rumbo a Seúl Corea del Sur, esperamos que tengamos suerte en la capital del país, ya que según la gente de provincia es un poco conflictiva y muy similar al Distrito Federal.

 
   
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
13.3.2005
 
 
C. Confederaciones 2001
 
Calendario
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2005
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat