UN PASEO POR EL SUPERMERCADO

Todavía con el dolor de piernas por nuestra expedición del día anterior nos fuimos a investigar como es un supermercado de Ulsan y la verdad encontramos mucha similitud con lo que hay en México.

El "super" al que fuimos se encuentra en la parte inferior de una tienda departamental llamada Discount Store, muy parecida a la Hyundai, pero en donde se pueden encontrar artículos más baratos y no tan finos. Me refiero a las marcas de ropa, los cosméticos y el calzado.

Dentro del establecimiento pudimos percatarnos que muchos de los producos americanos que se venden en México se pueden encontrar en un lugar tan lejano como Corea y con un precio similar a los de nuestro país. Javier y un servidor necesitábamos comprar algunos encargos que nos hicieron desde México y nos dimos a la tarea de buscarnos.

Durante el recorrido por los distintos pasillos del supermercado observamos por ejemplo, que de las bebidas alcohólicas de mayor demanda y también de mayor precio se encuentra la cerveza Corona.

El pueblo coreano no es tradicionalmente cervecero pero saben reconocer la calidad. De ahí, la gran cantidad de botellas sueltas y cartones que encontramos. El precio, bastante caro con relación a lo que cuesta en México. 13 mil wons cada embase, aproximadamente 10 dólares, 95 pesos.

También, el tequila tiene mucha aceptación. Sólo dos marcas encontramos pero al igual que la cerveza bastante caro. La botella tenía un valor de 41 mil 100 wons que equivale a 38 dólares, es decir 350 pesos.

Dos productos orgullosamente con la etiqueta de "Hecho en México".

El resto del supermercado muy similar. La panadería. donde pudes encontrar desde pasteles hasta los panes de dulce (una pieza cuesta 400 wons, casi 3 pesos). La salchichonería, en donde los encargados hacen saber a los clientes las ofertas del día.

Una sección de abarrotes, otra de artículos para la limpieza del hogar, otra para el aseo personal, la clásica marisquería donde se pueden encontrar desde camarones hasta calamares. Otro aparador con diferentes tipos de carnes frías y una pila enorme de latas de atún.

En fin, lo mismo que se puede encontrar en México, se ve aquí en Corea y lo vimos hace dos años en Paraguay. No hay duda, un supermercado es universal.

Como situación curiosa, después del partido de Francia vs. México fuimos protagonistas de un escándalo en la zona mixta, lugar que jugadores y entrenadores tienen asignado para dar entrevistas después de concluido el partido.

Cabe resaltar que esta situación fue ajena a mundosoccer.

Antes de que empiece un partido en cualquier torneo de selecciones de estas características, la FIFA ha implementado un sistema de repartir boletos de entrada a esta "zona mixta" a los reporteros de los equipos concernientes (preferentemente de los equipos en cuestión) y si sobran, a los demás medios de los otros países acreditados. El boleto correspondiente es entregado en el Centro de Prensa, ya sea por el Comite Organizador Local o por personas ligadas directamente a la FIFA.

Antes del juego, un emisario de la máxima entidad del futbol nos comento a un servidor y a un colega que los boletos, que según se tienen que dar personalmente al mostrar la acreditación, se los había dado a otro periodista mexicano para que los repartiera. Nos dijo que lo buscáramos en la tribuna y que si no lo encontrábamos se los pidiéramos a el al terminar el partido en la entrada de la zona mixta.

Nunca encontramos al periodista mexicano y cuando nos disponíamos a buscarlo en la zona mixta fuimos detenidos de manera no muy cordial por un guardia de seguridad del estadio exigiéndonos le mostráramos el boleto para poder ingresar.

¿Como explicarle a este señor que no habla ingles la situación?

Simplemente se puso de frente y no nos dejaba entrar. A lo lejos vimos al emisario de la FIFA y con ademanes le manifestamos que no teníamos los boletos. El guardia coreano seguía necio y tuvo que salir el oficial a poner las cosas en orden

Ahi no acabo el problema. El mismo emisario le estaba reclamando a otro periodista mexicano, que en ese momento estaba pasando a su medio el reporte del partido por telefono, la situacion de porque el periodista al que le habia dado los ocho boletos para la prensa mexicana no nos los habia repartido.

Entre dimes y diretes pudimos entrar a la zona de entrevistas y cuando seguía la alegata se me acerco un periodista coreano, al cual conocimos e hicimos amistad en uno de los entrenamientos de México, para comentarme algo acerca del partido. De repente llegaron dos guardias de seguridad y otro oficial de FIFA y me dijeron que si este colega de Corea trabajaba con nosotros, ya que lo habían descubierto entrar al vestidor de uno de los equipos. Lo llevaban sujetado de brazo con la firme intención de sacarlo afuera del estadio ya que esta prohibido ingresar a los vestuarios. Y quizás también a nosotros nos querían retirar del lugar.

Todos pensaban que yo lo había enviado hacia los vestidores ya que cuando lo querían sacar les comente que me estaba buscando para darme un recado. Le explicamos al emisario de la FIFA, que por cierto hablaba español, que el periodista no laboraba con nosotros, que yo no lo había mandado a vestidores y que no teníamos que ver nada con él.

Entre todo este alboroto, que duro aproximadamente 15 minutos, todos los periodistas se dieron cuenta de la situación pero una explicación basto para que todo quedara en orden y pudiéramos continuar con nuestro trabajo.

Por fortuna, no paso a mayores la situación y todo quedo en calma al momento en que los franceses hicieron su arribo para platicar con los medios.

 
   
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
13.3.2005
 
 
C. Confederaciones 2001
 
Calendario
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2005
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat