CONOCIMOS LA CAMPINA COREANA

Era momento de partir hacia Ulsan, ciudad portuaria que se encuentra a 300 kilómetros aproximadamente de Suwon. Hay varias formas de llegar a ella, por avión, en donde el trayecto es como de una hora y media, por autobús de lujo se hace como cuatro horas y en tren, en donde llegas en cinco horas.

Escogimos esta ultima opción y la verdad no nos arrepentimos. Las estaciones de tren aquí en Corea son modernas. Pizarras electrónicas que indican los destinos, las salidas y llegadas y los precios.

Por cierto, el costo de un boleto sencillo a Ulsan es de 29 mil 200 wons (alrededor de 23 dólares o sea un poco mas de 211 pesos mexicanos).

Hay solo dos corridas diarias a Ulsan, por lo que tomamos la de las 9.30 de la mañana. Llegamos a la estación con 40 minutos de anticipación, por lo que nos dio tiempo de echar un ojo a los alrededores de la estación.

El lugar nos recordó mucho a las afueras de cualquier estación en la Ciudad de México. En serio tiene mucho parecido ya que al lado de la terminal hay muchos lugares de comida, puestos de periódicos, de golosinas, el tradicional bolero y esta un poco descuidado (basura, fachadas en mal estado y a veces un olor fétido). También nos dimos una vuelta por el paso a desnivel que hay para cruzar al otro lado de la calle y créanlo es casi igual a la salida del metro en estaciones como Hidalgo o Chapultepec. Tiendas de ropa, fondas de comida, puestos de flores y tiendas donde venden "chucherias".

Nuestro tren salió en punto 9.30 horas y para aligerar el recorrido decidimos comprar el periódico de deportes (aunque lógicamente no le entendimos nada es entretenido ver como es un diario aquí en Corea).

La nota principal era la goleada que recibió la selección local a manos de Francia en su primer duelo dentro de la Copa Confederaciones. "5-0" con números grandes y una leyenda al lado que puede traducirse como "Triste Realidad", "No progresamos" o "Hiddink, hacia donde vas"? (cualquier similitud con los encabezados en México son pura coincidencia).

El periódico habla también del béisbol coreano, que por cierto levanta mucha pasión, de los preparativos hacia el mundial (como va la construcción o remodelación de los estadios, notas extras de los comités organizadores), así como las notas de los partidos de esta Copa Confederaciones. Hay graficas que representan como fueron los goles y una sección de estadísticas de los partidos.

También se habla de golf, motociclismo y del deporte amateur. Además hay una sección corta de espectáculos, tirillas cómicas, anuncios clasificados, programación de televisión y lo mas reciente en el cine (la película que esta de moda es Pearl Harbor ya que llena varias planas de comentarios).

Nos subimos al tren y les puedo decir que son bastantes cómodos. Hay espacio entre los asientos, estos se hacen reclinables y las maletas se pueden colocar arriba (como en los aviones). Curiosamente en el vagón que nos tocaba iban otros compañeros nuestros de prensa por lo que el viaje se aligero más.

Durante el trayecto pudimos apreciar y captar en fotografía los paisajes de la provincia coreana. No vimos una sola parte árida, será porque estamos en época de lluvias, todo alrededor de un verde profundo que denota vida. La carretera de cuota esta un poco alejada de las vías pero a un costado se encuentra lo que puede ser la carretera libre.

Los campos de arroz son inmensos y hay miles. Casi cada casa de campo tiene su propia parcela. El tren no va tan rápido por lo que da tiempo de observar cada detalle. Es curioso ver que encontramos muy pocas casas tradicionales. Nos imaginábamos un cuadro muy pintoresco con las típicas pagodas o los campesinos con los sombreros de palma pero no, muy poca gente arando y muchos de los terrenos con agua quizás esperando a que crezca la siembra.

Lo que si vimos en abundancia son construcciones de puentes y autopistas. El gobierno de Corea quiere tener a su país perfectamente comunicado cuando llegue el mundial por lo que se dio a la tarea de construir superautopistas que circulen desde Seúl y Suwon hasta el sur del país, a las sedes de Taegu o Pusan.

Hablando del tren, por lo general consta de nueve carros, hay un comedor a la mitad y se puede pasar de vagón a vagón por unas puertas automáticas. No hay cabuz, por lo que las fotos tienen que ser tomadas desde el interior.

Al llegar a Ulsan. después de cinco horas, se siente el calor de la costa. Desde lo lejos se ve que es una ciudad interesante por lo que habrá tema para platicar en este espacio. Nos quedaremos aquí cuatro o cinco días, dependiendo de lo que haga México en sus dos partidos.

En la noche, conocimos el estadio (que por cierto es muy bonito y espectacular) y presenciamos el entrenamiento de la selección de Corea y de México. Pudimos hablar con Guus Hiddink, uno de los entrenadores de mas renombre en el mundo y platicamos con nuestros colegas coreanos y japoneses (ellos si hablan ingles) acerca del partido de nuestro equipo con el suyo. Intercambiamos opiniones y conocimientos de nuestros torneos de liga locales y la problemática del porque, México y Corea no han podido llegar a ser equipos importantes a nivel mundial.

 
   
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
13.3.2005
 
 
C. Confederaciones 2001
 
Calendario
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2005
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat