LA CIUDAD DE MEXICO NOS DIO LAS ARMAS

Vivir en la Ciudad de México es todo un reto. Para quienes no tienen la fortuna de conocerla se pueden imaginar lo difícil que es convivir con más de 15 millones de habitantes. Sin embargo, el que vive en nuestra gran capital y quien sabe como desplazarse por ella tiene un gran terreno ganado en todo el mundo.

Los microbuses, los peseros, el metro, el trolebús y el tren ligero son parte de nuestra vida diaria. Trasladarse de un punto de la ciudad, por ejemplo Indios Verdes, hasta el sur de la misma, Canal de Miramontes es toda una travesía. Para nosotros los mexicanos resulta un gran prueba hacer todos los días esta clase de recorridos. Para las personas de provincia o los turistas es una misión imposible.

La forma de vida de nuestra capital te da las armas para poder moverte en cualquier ciudad del mundo. Hay un dicho que tiene toda la razón: "Si manejas en México, puedes manejar en todo el mundo". Totalmente cierto. Tanto con vehículo como si el, quien domina la Ciudad de México hablando de transportación, puede dominar cualquier ciudad del mundo.

En nuestro primer día en Seúl nos dimos a la tarea de enfrentar uno de los retos más difíciles de este viaje. Desplazarnos por toda la capital de Corea del Sur, una ciudad no tan grande como México pero que también tiene lo suyo. Nos quedan seis días, por lo cual el aprendizaje tiene que ser rápido ya que faltan muchos lugares por visitar y de los cuales hablar. Un problema salta a la vista antes de enfrentar este reto: el idioma.

Un día antes, la muchacha que tan gentilmente nos ayudó en nuestro camino a Seúl, nos había comentado que no había de que preocuparse. El metro tenía una señalización casi perfecta, en tres idiomas (coreano, japonés e inglés) y con una logística de las rutas y direcciones formidable. De igual manera, las rutas de los autobuses urbanos no tenían problema. Fue un alivio escucharlo.

 

Nuestro primer destino en Seúl era la conferencia de prensa que daría la selección de Francia, previo a su encuentro semifinal ante Brasil, en el hotel Shereaton Work Hill, que se encuentra al otro lado de la ciudad desde donde estamos hospedados. El remedio más fácil sería tomar un taxi y punto. Pero el taxi cobra más o menos por ese viaje 25 mil wons. Pagar esta cantidad o un poco menos todos los días te acaba el presupuesto. Entonces a tomar el metro.

¡Que maravilla! Desde que entras a la estación, el nombre de ésta en inglés e identificada con un número. El precio del boleto (600 wons, 4 pesos aprox.) en la ventanilla y la ruta de la linea y sus intersecciones perfectamente identificadas en inglés, con números y símbolos.

Si la taquilla lega estar muy llena, esta la opción de comprar el boleto en máquinas especiales. Depositas la cantidad y listo, tienes tu boleto.

El trayecto desde la estación Shinchon(la estación que más cerca nos queda del hotel) pertenece a la línea verde ó 2 y nuestro destino final era la estación Kwangnaru, que es de la línea 5 color púrpura y que está a unos 800 metros del hotel Sheraton. Teníamos que hacer un transbordo a la mitad de camino para tomar la línea 5. Tampoco tuvimos problema en este aspecto ya que la señalización en la estación que hicimos el transbordo explicaba ampliamente que escaleras tomar y que dirección seguir para nuestro destino. Se dice muy fácil, y gracias a la excelente logística que se maneja en los medios de transportes coreanos, lo fue.

Llegamos en 1 hora porque el recorrido era largo y porque analizamos paso a paso el recorrido para no equivocarnos. Basta un poco de sentido común y orientación para dominar el metro de Seúl. Sin duda, vivir en la ciudad de México nos dio las armas suficientes para saber desplazarnos en una ciudad totalmente diferente como Seúl.

Por la noche, decidimos ir a conocer una de las calles más famosas de la capital: Itaewon

Esta avenida se encuentra en el distrito de Yongsang-Gu y a ella se llega en metro por la linea 6 que corre por debajo de esta. La calle esta llena de tiendas de ropa, de puestos ambulantes, de restaurantes de comida rápida y de diferentes clases de bares. Se puede encontrar ropa cara y barata, al igual que numerosos souvenirs y artesanías.

Es curioso observar que la mayoría de bares en esta zona son para extranjeros. Aquí les dicen "Night Clubs for Foreigners" y la razón de su ubicación aquí es que muy cerca se encuentra una base militar de los Estados Unidos. En estos clubes trabajan muchas mujeres de otros países, especialmente rusas (vimos a muchas caminar por ambas aceras de la avenida).

 

Cuando llegamos a Itaewon muchas tiendas ya estaban cerradas por lo que nuestra estancia fue muy corta. Una que otra compra y de regreso a nuestro hotel. ¿Cómo? Por supuesto por metro, que por cierto cierra todos los días entre 11 y 11.30 de la noche (depende de la línea), otra excelencia de comunicación de este país.

 
   
 
© 1995 - 2004 Mundosoccer, Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Alemán Futbol México 1era. A Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
13.3.2005
 
 
C. Confederaciones 2001
 
Calendario
 
 
 
 
Editorial
Entrevistas
Reportajes
Columnas
Programación TV
¿ Sabías Qué ?
Progol 2005
Copas del Mundo
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat