Jornada 25  23/05/2002
Estadio: Azteca
América
0-2
Necaxa
Goles Primer Tiempo
Necaxa, Gol anotado por: 18 Víctor Ruíz min. 13 
Necaxa, Gol anotado por: 10 Luis Roberto Alves min. 43 
Goles Segundo Tiempo

Alineaciones
América
Necaxa
25 Adolfo Ríos
3 José Antonio Castro
16 Ricardo Rojas
5 Duilio Davino
28 Raúl Salinas
6 Raúl Rodrigo Lara
19 Alvaro Ortiz
10 Hugo Norberto Castillo
27 Christian Patiño
9 Iván Zamorano
11 Jesús Mendoza
D.T. Manuel Lapuente
25 Nicolás Navarro
2 Diego Martínez
3 Miguel Acosta
4 Salvador Cabrera
20 José L. Montes de Oca
16 Carlos González
6 Fabián Peña
18 Víctor Ruíz
8 Luis E. Pérez
26 Angel Sosa
10 Luis Roberto Alves
D.T. Raúl Arias

Amonestados / Expulsados
América
9 Iván Zamorano m. 17
Necaxa
18 Víctor Ruíz m. 34
4 Salvador Cabrera m. 45
6 Fabián Peña m. 56
20 José L. Montes de Oca m. 61
20 José L. Montes de Oca m. 81
20 José L. Montes de Oca m. 81
25 Nicolás Navarro m. 90

Arbitros
Central
Marco Antonio Rodríguez
Asistente I
José Fco. Ramírez
Asistente II
Alfonso Alcalá

Cambios
América
64 Manuel Ríos por 11 Jesús Mendoza min. 63
8 Marcelo Lipatín por 10 Hugo Norberto Castillo min. 71
14 Octavio Valdez por 28 Raúl Salinas min. 85
Necaxa
9 Carlos Castro por 10 Luis Roberto Alves min. 63
5 Nelson Parraguez por 26 Angel Sosa min. 70
15 Edgar Solano por 9 Carlos Castro min. 87

El Comentario...
EL NECAXA PEGA PRIMERO Y MUY FUERTE; GANA 2-0 Y SE ACERCA AL TITULO

Por NTX.

México, D.F., May. 23, 2002 (NTX).- Una defensa ejemplar que llegó a 773 minutos sin recibir gol, una atinada delantera y la peor noche del América en las últimas semanas permitieron al Necaxa ganar 2-0 el partido de ida de la final y acercarse al título del futbol mexicano.

Superior de principio a fin, el equipo de Raúl Arias siempre tuvo el triunfo de su lado y con una actuación casi perfecta, detuvo el paso impresionante de las Aguilas en liga y Libertadores, que ya se traducía en 14 juegos sin perder, además de callar a los casi 90 mil aficionados que se dieron cita esta noche en el Estadio Azteca.

Lo peor para el conjunto de Manuel Lapuente, mentor de su ahora verdugo Raúl Arias, es que ahora no tenía que venir de atrás por aquello de su floja posición en la tabla, no venía tan ajetreado, incluso descansó cinco días y, por si fuera poco, oficiaba como verdadero local los dos encuentros por su mayoría en la grada.

Pero nada de eso importó, porque Víctor Ruiz muy temprano echó a la basura los ánimos de los de Coapa, con un golazo de tiro libre a los 12 minutos, y a los 42, Luis Roberto Alves "Zague", en su cumpleaños 35, marcó el segundo sin celebración de por medio por respeto a la afición que lo vitoreó durante muchos años.

De mucho nerviosismo e imprecisiones fueron los primeros minutos. América tuvo el balón la mayor parte, pero no encontró que hacer con él. Lo del Necaxa era copar espacios hasta eliminar cualquier resquicio al cuadro de Coapa.

De hecho, el primer disparo a puerta fue también el primer gol. A los 12 minutos, Víctor Ruiz cobró de derecha una falta fuera del área y, aunque hubo un ligero desvío de Zamorano en la barrera, el disparo fue magistral y, por ello, se incrustó en el ángulo superior izquierdo, muy lejos de Adolfo Ríos que ni siquiera se lanzó.

Lo que siguió de inmediato no fue más que la consolidación de los Rayos, que entonces tuvieron al rival donde lo querían: en desventaja, desconcertado, atascado en medio campo y sin caminos para llegar a la portería de Nicolás Navarro.

Y aunque de nuevo la pelota estuvo en pies americanistas, el peligro fue creado por los rojiblancos. A los 26 minutos, Víctor Ruiz volvió a probar de lejos, sólo que a un lado del arco, y a los 28 ni Zague ni el "Rambo" Sosa pudieron conectar un centro que sólo pedía alguien que lo enviara a las redes.

Con sus delanteros siempre contra dos defensas como mínimo y nunca de frente al marco, el equipo de Lapuente jaló del gatillo hasta los 30 minutos, cuando Hugo Castillo, que por fin atinó una, cedió por el centro al "Bam-Bam" Zamorano, quien cruzó demasiado y dejó ir la opción ante Navarro.

El chispazo de las Aguilas no alcanzó a convertirse en un verdadero dominio, mucho menos a agobiar a las filas de Raúl Arias, que en todo el primer tiempo no dieron un paso en falso y muy a su criticado estilo, hoy alabado por el antiamericanismo, sometieron sin discusión al rival.

Mejor aún para Necaxa, el 2-0 llegaría antes del descanso, cuando recuperó el balón y llegó a Víctor Ruiz por el centro y en tres cuartos de cancha, donde con tiempo de sobra para ejecutar, sin amarillos a la vista, cedió por la izquierda a "Zague", quien también solitario disparó cruzado y batió a Ríos para el 2-0.

Tras el receso, como era de suponerse, América salió algo más despierto y Necaxa aguardó al contragolpe. El primero en hacerse presente fue Alberto Salinas con zurdazo de media distancia que se fue muy cerca del poste derecho.

A los 55, Christian Patiño cabeceó en el área directo a las manos de Navarro, pero entonces se desató una serie de llegadas necaxistas que bien pudieron poner al trofeo en la vitrina del equipo de Cuautitlán, y próximamente de Aguascalientes.

Primero, a los 55, Alvaro Ortiz, de muy pobre nivel toda la noche, se durmió afuera del área, Necaxa ganó el esférico y Zague, de cabeza, estuvo a centímetros de batir de nuevo a Ríos. A los 58, fue Diego Martínez el que desaprovechó, pues tras una falla de Davino, solo en el área tardó demasiado y permitió que el chileno Ricardo Rojas cerrara y cediera corner.

Más tarde, el árbitro Marco Rodríguez no vio un penal de Rojas sobre Zague a la entrada del área y sólo entonces América reaccionó mediante un cabezazo del "Misionero" Castillo, que una vez más no encontró el camino hacia la red.

Y es que si de por sí fueron pocas las ocasiones de alarma para Navarro, cuando América tuvo oportunidad, simplemente no atinó a dirigir su remate a la portería. Digamos que con una defensa ejemplar como la de los Rayos y una pésima puntería como la de las Aguilas, Nicolás pudo haberse quedado en casa a ver la final con la familia.

Como ejemplo, además de los ya citados, se agregaron llegadas de Manuel Ríos, quien tiró por encima, muy desviado, cuando entraba solo por izquierda, y el uruguayo Marcelo Lipatín, que dejó un cabezazo a unos centímetros del poste necaxista.

Todavía por ahí resurgió la esperanza americanista, tras la expulsión de José Luis Montes de Ocaa los 80 por doble amarilla, pero aun así los rojiblancos estuvieron más cerca, con un disparo de Luis Pérez ya en los últimos segundos que desvió Ríos a tiro de esquina.

Así concluyó el suplicio del equipo americanista, que pudo haber tomado otro tinte con algún milagroso gol, pero que también, gracias a sus reprobados como Ortiz y Castillo, pudo haberse dado por muerto desde ayer.

El domingo, la final-final, también en el Azteca, con el 2-0, que parece definitivo, en favor de un equipo que no ha admitido gol en toda la liguilla.

De aceptable actuación, Marco Rodríguez estuvo activo con las tarjetas.

 
 
©1999-2001 MundoSoccer,Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Aleman Futbol Holandés Futbol Francés Futbol Italiano Futbol Inglés Futbol Español Futbol Alemán Futbol Argentino Futbol Mexicano
22.6.2002
 
 
Verano 2002
 
 
 
 
 
Editorial
 
Entrevistas
 
Reportajes
 
Columnas
 
Programación TV
 
¿ Sabías Qué ?
 
Progol 2002
 
Copas del Mundo
 
Héroes     Mundialistas
 
Publicidad | Staff | Entretenimiento | Chat