LA EXPERIENCIA TIENE NOMBRE, IGNACIO AMBRIZ

Primera Parte

Por: Francisco Angeles

mundosoccer.com.- Nacho, como le dicen sus amigos y los comentarista de televisión, aquel hombre que hizo vibrar a México con sus goles, Ambriz, el de los pelos parados, el campeón, es un hombre que juega futbol y que lleva en sus ojos la alegría de haber hecho las cosas como quiso y haber triunfado.

Lleno de una sencillez admirable, Ignacio Ambriz, originario del Culhucacan, Iztapalapa, nos narra los pasos de su vida en el futbol y cómo las experiencias vividas le han hecho valorar el presente y saberse satisfecho del pasado.

Allá en Cuautitlán, en la casa del equipo de toda su vida, Ambriz cuenta sus momentos de amargura, de alegría y también de soberbia, que le condujeron por un pasaje triste, pero a la vez alentador para continuar con un proyecto de vida que redituó en una carrera ejemplar y digna de un ganador.

El pasado regresa a la mente del jugador de más de treinta años, que con los ojos llenos de nostalgia alegre y satisfacción hace remembranza de sus momentos de seleccionado nacional y levanta los brazos emocionado al recordar los días en que la infancia hacía que el futbol fuera un juego de calle, de “coladeras”.

¿Cuándo nace en ti el gusto por patear el balón?

Pues al principio como todo niño, con la ilusión de tener una pelota, andarla correteando, andar jugando con la pared. Vas creciendo y vas formando parte de jugar cascaritas en la colonia o más bien las mentadas coladeritas. Ahí empecé a jugar, en el barrio.

Luego pues había un tío, bueno, tengo un tío. El tenía en ese tiempo un equipo dentro de infantiles. Ahí empecé a jugar lo que es el futbol más en serio, serio entre comillas o a lo mejor más formal, en una liga. El equipo se llamaba Culhuacán y de ahí un poco a que me empezara a gustar el futbol, a interesarme el futbol.

Pero hubo una cosa muy curiosa, cuando yo entro en la secundaria el futbol se me va por completo, porque me empieza a gustar bastante el voleibol, de alguna u otra forma me dediqué a jugar los tres años de la secundaria voleibol que futbol, nada más los domingos. Pero no me metían porque yo estaba en una categoría más grande y yo era de los más jóvenes, casi no jugaba y a lo mejor eso me orilló a no tomarlo en serio.

Cuando terminé la secundaria regresé al equipo este el Tula, me metí en un Torneo de los Barrios, este equipo de Tula, que no es de Tula, Hidalgo, sino que así se llamaba una colonia en Culhuacán. Se llamaba Tula 13.

Entonces el torneo de los Barrios a mí me había llamado mucho la atención, porque de ahí habían salido David Coss, Agustín Coss, Ulises Coss. Entonces de repente me dije, si salieron de ahí ellos, porqué yo no?.

¿Entonces no eras tan aficionado al futbol?

Los tres años de la secundaria te juro que no. Sí lo veía en la televisión, pero así que dijeras que estaba muy preocupado para ir a jugar futbol, la verdad no. Pero después de esas ganas de jugar el Torneo de Barrios, se me brinda la oportunidad de luchar para que las cosas se dieran de la mejor forma.

¿Ahí fue donde te diste cuenta de que podías hacer algo importante?

Sí, aparte fue algo de casualidad. Ahí se juntaba un señor de ascendencia española que le gustaba mucho como jugaba y me hace la invitación de que si quería probarme con el en aquel entonces Atlético Español. Se abre la esperanza de poder participar en el futbol. Yo agarré y le dije que sí, pues nada pierdo, si en el barrio dicen que soy bueno, pues vamos a ver si a ver si realmente soy tan bueno como dicen.

Tuve en ese tiempo la fortuna, en ese tiempo llegué cuando estaba Benjamín Fal, que era del tercer equipo en aquel tiempo. A Benjamín le gusta la forma en que jugaba y de ahí empecé a picar piedra, a luchar por llegar a la primera división.

Cuando llegas al futbol profesional en el Atlético Español, ¿cómo eran las condiciones para jugar en que llegaste?.

Pues muy mal. De alguna u otra forma eran muy críticas, porque entrenábamos en el Leandro Valle, en la cancha de béisbol y cuando llovía pues imagínate. Igual donde entrenaba la reserva era la de tierra así que imagínate.

Me acuerdo que no teníamos agua ni para bañarnos, así que íbamos a con el agua de riego de lo que era el deportivo de Leandro Valle, para lavarnos y no subirnos a la pesera tan mugrosos, que no apestáramos feo más que nada.

Fueron muchos sacrificios, muchos sacrificios donde te ayudan a forjarte, donde te ayudan a tener una mentalidad más fuerte. Te ayudan a saber que todo esas etapas de la vida, son las que te ayudan el día de mañana a poner los pies sobre la tierra y hacer las cosas mejor”.

¿Cuándo das el salto del futbol amateur al profesional, cuando empiezas a cobrar, cambió en algo tu forma de ver el juego?

Pues en esa época fue, te digo llegué en la última temporada del Atlético Español que era el 82, al 83 es cuando cambia a Necaxa, ahí es donde llegó, donde me ofrecen mi primer sueldo, que no era sueldo, era ayuda, me acuerdo que eran 1200 pesos mensuales.

Imagínate, me acuerdo, yo vivía en Culhuacán y las oficinas del club estaban en Gutemberg, allá en Ejercito Nacional. Era toda una travesía impresionante. Entonces dos compañeros y yo dejábamos que se nos juntaran tres quincenas para que valiera la pena ir hasta allá y poder cobrar. A veces nos esperanzábamos a que algún muchacho del primer equipo fuera para allá y nos echara un aventón hasta allá y luego regresarnos en el metro.

Ahí es donde empiezas a sentir el cambio, a donde ya te están pagando por algo que te gusta, ya te están pagando por algo que puede ser tu carrera, porque ahí esta todavía un poco incierto si te va a ir bien o no, de alguna manera dices que bueno que estoy cobrando un dinero, que a lo mejor no era mucho, pero ya cobrabas tu sueldo, ya de repente le decías a tu mamá ten te doy cien pesos, por decir una cantidad. Pero ya significa una responsabilidad más, yo creo que te enseña a ser más conciente de las cosas.

¿Y en la cancha?

Es difícil a esa edad saber si las cosas te van a salir bien, si lo único que tratas de hacer es jugar alegre, de mostrarte, de saber que ahora viene el momento más difícil que es el de mantenerse, luchar por llamar la atención para que seas tomado en cuenta para debutar en la primera división.

Yo creo que ahí es donde sigue muchas veces, porque lo sigo notando, es donde ese cambio del jugador amateur nos cuesta, donde sabemos que nos tenemos que empezar a cuidar, que tenemos que empezar a llevar una vida más ordenada.

En aquel entonces no te concentrabas, jugabas un domingo y el sábado te ibas a una fiesta pues no era lógico. Ahí es donde te das cuenta que te tienes que cuidar para rendir en esta carrera.

¿Ha pasado el tiempo rápidamente, como viviste esta etapa nueva de Necaxa, de 1982 hasta hoy y cómo afectó tu vida?

Cuando se presenta la oportunidad de debutar, me tocaron los tiempos en que Necaxa era más para el descenso o media tabla para abajo, que aspirar a alguna calificación. Entonces no fue fácil, porque de repente como que este equipo estaba más a la deriva. Lo tenían en aquel entonces los que ahora son dueños del Atlético Celaya.

Por ahí no se les dieron las cosas como ellos pensaban. Que con una nómina baja el equipo podría estar peleando los primeros lugares, de repente contrataban uno que otro jugador, pero la realidad era que estábamos más para pelear el descenso que para pelear una calificación.

Entonces todo eso fue amargo, fue pesado, vivir peleando un descenso, a mí me tocó pelear uno contra Zacatepec que se va. Me tocó estar dentro de la primera división, no me tocó jugarlo, pero lo vives igual, porque dices que híjole, tanto que cuesta llegar a primera y de repente por cosa de que en la cancha uno no hace bien las cosas te provoca estar peleando un descenso y retroceder se me hacía difícil.

Aunque en ese momento yo estaba en la selección juvenil pero sentía que todo se podía venir abajo, pero la verdad es que los compañeros se comportaron a la altura allá en Zacatepec que fue para todos la gloria, el volver a estar en la primera división.

A mí me toca ir al mundial, pero ya vas más tranquilo porque ya sabes que las cosas en casa están bien y entonces después tengo la fortuna de regresar del mundial y empezar a jugar más constante con Necaxa, con Pichojos, pero ahí es donde le cuesta más al ser humano, pensé que después del mundial ya había logrado muchas cosas o que ya había logrado todo.

Te empiezas a descuidar, a no preocuparte por saber que a diario tienes que trabajar, tienes que cumplir con tus obligaciones dentro del futbol y que me provocó irme de Necaxa. Irme por no cuidar algo que me había costado trabajo y lo dejé. Yo digo que siempre es el jugador el que deja las cosas, no es del entrenador sino del jugador. Yo dejé que a lo mejor que ese ego me ganara y fuera a jugar tres años a segunda división.

¿Cómo fue ese periodo amargo que pasaste, me imagino que te sirvió de algo?

Muchísimo, muchísimo. No temo a decirte que me equivoqué, que por ahí me tomé una cerveza demás y no cumplía con mi trabajo y me decepcioné un poco por tener ese carácter o haberme subido a un camión que no me tocaba a mí, simplemente era caminar más para después tomar ese camión.

El primer año en segunda división no aceptaba muchas cosas, me fue difícil, no me cuidaba, como que en cierta forma me valió, no me interesé. Después de ese año que no jugué, que me lastimé mucho, se presente la oportunidad de ir a León cuando baja a segunda.

Ahí tuve la oportunidad de encontrar a Pedro García, que me ayudó, que me motivó y pienso que de ahí yo empiezo a resurgir. Es cuando me doy cuenta de ese año malo, turbio para mí, que solamente el trabajo te ayuda a salir adelante y tuve casi la mayoría de los juegos en León, llegamos a la final, lamentablemente no la ganamos, pero yo ya me empiezo a sentir bien otra vez.

La carta era de Necaxa. Me quedo otro año en León, otra vez bien, contento. Entramos al repechaje y de repente llega el momento en que dices ¿bueno y ahora qué?, yo me siento bien, que estoy, pero ¿podré jugar otra vez en primera o ya me encasillé en segunda división?


 

 
 
©1999-2001 MundoSoccer,Inc. Todos los Derechos Reservados
 
Futbol Mexicano Futbol Español Futbol Inglés Futbol Italiano Futbol Francés Futbol Holandés Futbol Aleman
Editorial
 
Entrevistas
 
Reportajes
 
Columnas
 
Programación TV
 
¿ Sabías Qué ?
 
Túnel del Tiempo
 
Copas del Mundo
 
Héroes     Mundialistas
 
17.6.2001
 
 
México
 
 
Torneos de Liga
 
Torneos de Clubes
 
 
Torneos de selecciones
 
 
Busca
 
 
 
Tienda | Staff | Entretenimiento | Chat